“Todo esfuerzo tiene su recompensa”

Es el tercer abanderado de la familia. Quiere obtener el diploma del Bachillerato Internacional para estudiar en el extranjero.

10 sep 2018 / 00:01

Lo que era un rumor en los primeros días de mayo se confirmó al mes siguiente, durante uno de los lunes cívicos que realiza el colegio. Anders Giusephe Cárdenas Vanoni, de 17 años, había sido designado abanderado de la Unidad Educativa Fiscal Aguirre Abad, tras alcanzar un promedio de 9,84 durante los últimos cinco años de vida estudiantil.

La noticia no fue una sorpresa para los aproximadamente 3.000 aguirrenses que, en ese momento, participaban de la ceremonia cívica, ya que Anders siempre ha tenido excelentes promedios como resultado de su entrega a los estudios.

“No me propuse ser el abanderado, ni soy de los que hacen cuentas para ver cuántos puntos me faltan para completar el 10/10. Estudio porque me gusta y no porque me obligan mis padres”, aclara el joven, quien a pesar de venir de una familia donde dos de sus cuatro hermanos también han portado la bandera en la escuela y colegio, no ha sentido la presión para lograr este reconocimiento.

Es metódico, elige las palabras justas para hablar y tiene la serenidad de una persona mayor. “Estoy convencido de que las cosas importantes siempre cuestan conseguirlas y que todo esfuerzo tiene su recompensa”, lo dice como un impulso a seguir adelante.

Considera que la clave del éxito académico está en atender lo que se imparte en las aulas y estudiar cuando hay que hacerlo. Sin embargo, recalca que más del 50 % de las calificaciones se las gana en el día a día, organizando el tiempo.

Sus compañeros de aula están orgullos de él, especialmente su mejor amiga, Mónica Proaño, quien es la segunda escolta del pabellón nacional. “Siempre nos llevamos bien, nunca hubo una competencia desleal; por el contrario, nos apoyamos en todo y eso nos ha permitido salir adelante”.

Sus padres también están satisfechos. “Él ha sabido retribuir la ayuda que le hemos brindado, siendo un niño atento, estudioso y buena persona”, dice su mamá María Verónica, una maestra de escuela, que le ha inculcado a su hijo el sentido de responsabilidad en cualquier tarea que ejecute.

Su maestra de Historia, Glórida Rivas; y la de Lengua y Literatura, Carmen Figueroa, dan testimonio de ello. “Es un excelente alumno, disciplinado, que tiene calidad humana y siempre está dispuesto a ayudar”, coinciden las docentes.

Su padre Juan Carlos, supervisor de una fábrica, asegura que los logros alcanzados por su hijo se deben a su disciplina. “Para él primero están sus estudios, pero no deja de divertirse como cualquier joven de su edad”, recalca.

Anders está orgulloso de sí mismo y promete seguir por el mismo camino para ser un profesional exitoso.

Desde ahora se prepara para la prueba Ser Bachiller que se receptará en enero de 2019, la cual le permitirá graduarse en el colegio y postular para seguir una carrera en una universidad pública del país. Pero también se esforzará por obtener un puntaje excelente para pertenecer al Grupo de Alto Rendimiento (GAR) , cuyo programa gubernamental ofrece becas para estudios de tercer nivel en instituciones de educación superior del exterior.

Otro de sus proyectos es obtener el diploma de la Organización de Bachillerato Internacional, programa que ofrece el colegio, para postular a una universidad canadiense. Su sueño es seguir Ingeniería Aeronáutica o Ingeniería Naval.

Unidad Educativa Fiscal aguirre Abad

El plantel cumplió, el 15 de febrero pasado, 70 años de vida institucional. Desde el 2015 ofrece el programa de Bachillerato Internacional, diploma con el cual el bachiller puede acceder a universidades del exterior.

Acoge en sus aulas a más de 3.000 alumnos que reciben clases desde octavo de educación básica hasta tercero de bachillerato. Nació como un colegio para varones, pero en el 2012 dio paso a la coeducación integrando también a niñas. En sus aulas se han educado personajes como Eduardo Peña Triviño, exvicepresidente de la República; Jacinto Velásquez, excandidato a la presidencia de la República; así como Héctor Napolitano y Otto Ferrer, íconos de la música popular guayaquileña.

Estudia inglés y francés

La idea de estudiar en el extranjero es un reto que se ha propuesto. El idioma y la manera de comunicarse en otros países no le preocupa porque comenzará a estudiar inglés, a través de una beca que le entregó la Prefectura del Guayas; mientras que la Municipalidad de Guayaquil le regaló otra para que aprenda francés. Ambas fueron un premio a la excelencia académica.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA