Estudiantes de Medicina rechazan la suspensión del sorteo de plazas

Pedirán al juez que corrija la providencia. La medida cautelar perjudica el inicio del internado rotativo.

21 ago 2019 / 13:27

Al grito de ‘queremos sorteo’, ‘queremos internado’, un grupo de estudiantes de la carrera de Medicina de la Universidad de Guayaquil se apostó, este miércoles 21 de agosto, en las afueras de su unidad académica para rechazar la decisión de un juez de Durán, que dispuso suspender la recepción de carpetas y el sorteo de plazas del internado rotativo.

El sorteo de las 406 plazas estaba previsto para el 23 de agosto; la recepción de carpetas con los documentos, el 27; y el inicio del internado, el 1 de septiembre, en los hospitales del Ministerio de Salud Púbica y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

La decisión de Diego Poma Chamba, juez de la Unidad Judicial Penal con sede en el cantón Durán, se produjo luego de emitir una medida cautelar, tras un recurso de amparo presentado por siete estudiantes rezagados de las promociones anteriores que no han culminado su malla curricular, y no están aptos para participar en el sorteo de las plazas, pero que se sienten afectados por no poder participar en el proceso.

El resto de estudiantes que sí ha cumplido con los requisitos para acceder a las plazas del internado mostraron su rechazo, durante una concentración desarrollada esta mañana.

“No es justo que se quiera perjudicar a una mayoría que tiene todos los documentos en regla para ejercer este derecho, previo a convertirse en un profesional de la medicina”, dijo Jean Carlos Intriago, dirigente estudiantil que encabezó la manifestación.

Junto a ellos estaba Juan José Guerra, uno de los abogados que se encargará de la defensa de los futuros médicos. Él informó que solicitará al juez Poma que corrija la providencia y que emita un alcance ordenando al MSP y al IESS que suspenda los contratos o que la Universidad de Guayaquil envíe las carpetas de los estudiantes de las promociones 135 y 136 que están listos y habilitados.

“Las medidas cauterales son momentáneas y se emiten para suspender provisionalmente un proceso; pero el juez que la emitió la puede corregir”, manifestó el profesional del derecho.

Por su parte las autoridades de la alma máter indicaron que la institución se ve obligada a cumplir la resolución judicial a pesar de no haber sido convocada a una audiencia pública para contradecir los alegatos de los peticionarios.

Indicaron que están solicitando las medidas correspondientes para solucionar este problema que perjudica a los 406 estudiantes que deben iniciar el internado rotativo de acuerdo a lo planificado por el Ministerio de Salud Pública.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA