Entre pintura, teatro y música

La ciudad vive una nueva etapa cultural. El arte urbano se apodera de sitios emblemáticos. Se abren nuevos sitios y hay formación profesional de artistas.

21 oct 2019 / 00:03

La cultura muestra el pasado, presente y futuro de un pueblo, ciudad y nación.

El extenso río abraza las orillas de la ciudad blanca y celeste. Allí se encuentra la Perla del Pacífico. Guayaquil, grande es. Su diversidad cultural se ha ido modificando a través de los años, desde que en 1960 se impulsara un desarrollo que marcaría la esencia de los ‘guayacos’.

Los colores pasteles identifican la antigua ciudad donde florecía el pasillo que enamoraba a la guayaquileña.

Actualmente, la ciudad se torna en colores neutros, dando a conocer su nueva etapa de culturización, en la cual, el arte urbano se apodera de sus sitios más emblemáticos. Marcando a una generación con síntomas de pretender impulsar a una ciudad que se muestra comprometida con sus raíces.

La ciudad de Guayaquil, una de las metrópolis más bellas del Pacífico, no siempre estuvo en esa categoría. Todo empezó después de que el exalcalde León Febres Cordero ejecutara uno de los rescates cívicos más grandes de la historia. Tomó prestados a los profesionales más destacados de las empresas privadas, tales como contadores, arquitectos, economistas, ingenieros y formó la denominada “conscripción cívica”. El grupo se encargó de trabajar en ese rescate que situó en orden a la ciudad tras un extenso periodo en el que había tocado fondo.

Posteriormente, con la llegada del también exalcalde Jaime Nebot Saadi, la ciudad tomó un impulso cultural notable, con la creación de una extensa gama de programas y espacios físicos destinados para actividades de conservación y promoción cultural.

Es así como Guayaquil, en la actualidad, posee plazas, teatros, ágoras, parques, entre otros sitios donde se pueden ejecutar acciones en pro del arte. Uno de los proyectos más destacados es el FAAL (Festival de Artes al Aire Libre) realizado desde el 2000 durante el mes de octubre, en donde alrededor de 2.000 artistas de toda la nación se congregan para deleitar a los turistas.

Además, la visualización de las actividades artísticas llevadas a cabo dentro de la urbe, ha tomado fuerza con la utilización de afiches en espacios como los paraderos del sistema de transporte urbano.

La Universidad de las Artes, ubicada cerca del Malecón Simón Bolívar y la calle Aguirre, es una de las cunas de las nuevas generaciones que buscan impulsar un cambio trascendental en relación a la cultura de la Perla del Pacífico.

Desde su inauguración en el 2013, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, ha trabajado arduamente en su misión de formar profesionales de las artes con pleno dominio de su campo, que fomenten la cultura y el desarrollo de la sociedad ecuatoriana.

Carlos Barroso tiene 19 años y estudia producción musical en esta universidad. Menciona que se ha embarcado en esta aventura porque considera que el arte musical tiene un inmenso valor en la cultura. “Está claro que carreras como esta actualmente siguen en vías de desarrollo, pero aun así está generando grandes opciones de crecimiento para la ciudad”.

Antoni Plaza, de 19 años, en referencia a la creación de este tipo de universidades expresa: “Instituciones como esta son las que marcarán el futuro artístico de la ciudad, por ello espero que su desarrollo no se detenga”.

Sin embargo, pone en primer orden el apoyo gubernamental que, a pesar de los aportes generados para la cultura, ve necesario incrementarlos para que se alcancen los objetivos planteados.

Plaza Guayarte, ubicada al pie del estero Salado, entre las avenidas Kennedy y Carlos Julio Arosemena, es la expresión del artista urbano. El 29 de noviembre del año 2018 se dio la inauguración. Los promotores del proyecto son Pedro Pablo Duart, director municipal de Acción Social y Educación; Josué Sánchez, concejal y coordinador de Guayarte; y Carlos Limongi.

Guayarte no solo ha generado espacios para el entretenimiento familiar, sino también para el potencial desarrollo cultural de la ciudad.

Entre los segmentos que se presentan en vivo están teatro, danza y música. Representados por personajes simbólicos de la ciudad; y de quienes están floreciendo en este mundo del arte moderno.

Juan Daniel Angulo Valencia tiene 18 años, actualmente está cursando en el Colegio Bellas Artes, donde se está especializando en pintura. Menciona que el arte lo lleva haciendo toda una vida. Fue inspirado por un gran artista como William Martínez. Ha alcanzado logros, con un total de 200 obras en el transcurso de tres años. La más recordada es ‘Natura’. Explica que es una mujer mística de una aldea, llevada a la muerte con todos sus habitantes.

Con la creación de espacios de arte urbano como Guayarte, artistas como él pueden expresar lo que piensan y sienten. “Es momento de generar una cultura que marque nuestro ciclo y estilo de ver las diversas formas del arte”.

“No pierdo la esperanza de convertirme en un maestro de la pintura y promocionar mi carrera artística para dejar en alto mi talento”, expresó Juan Daniel.

Ruth Andrade, tiene 37 años y es licenciada en artes, danza y teatro. Explica la importancia de estar generando proyectos para que las personas conozcan y desarrollen estas áreas, “La cultura y el teatro no pueden estar separados, porque a través de ellos se vive lo que propiamente representa una ciudad”.

Ruth y los otros jóvenes como Carlos, Antoni y Juan, buscan ser partícipes del cambio de la imagen cultural de la urbe porteña. Tienen en común proyectos a futuro como generar espacios para que la sociedad se vincule más con sus raíces y de esta manera impulsar el arte ecuatoriano.

Pedro Pablo Duart es ahora gobernador del Guayas; y Josué Sánchez, vicealcalde.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA