Rectores: Hay demora en las reformas a la ley

Las universidades quieren mayor autonomía y manejo de recursos propios. Piden a la Asamblea tramitar los acuerdos.

09 mar 2018 / 00:00

Los periodos académicos no coinciden con los tiempos políticos. Las instituciones de educación superior (públicas y privadas) se alistan para abrir en abril o mayo un nuevo semestre de clases y requieren saber si se concretarán o no las reformas que plantean a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), algo que está en manos de la Asamblea.

En una reunión presidida por Augusto Barrera, titular de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), con autoridades de universidades, escuelas politécnicas, institutos técnicos y tecnológicos, privados y públicos, se acordó conformar una comisión para la revisión del borrador de la propuesta de reformas a la LOES y elaborar una estrategia consensuada que permita impulsar estas reformas en la Asamblea.

Esta comisión estará conformada por representantes de las universidades, autoridades de la Senescyt, del Consejo de Educación Superior (CES) y del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces).

La idea es incluir la mayor parte de sus aportes y recomendaciones a la propuesta final de la LOES, que fue tratada en primer debate en la Asamblea y se encuentra para informe para segundo debate, pero sin ningún pronunciamiento.

Las reformas básicamente buscan consolidar la autonomía universitaria responsable, democratizar el acceso de los jóvenes manteniendo la calidad, consolidar la posibilidad de que las universidades manejen sus propios recursos, resolver de manera adecuada la dirección de las universidades privadas y consolidar los mecanismos de control propio de las entidades académicas.

Además se plantea tener un subsistema de formación técnica y tecnológica que permita que el título de tecnólogo sea de tercer nivel, extender el plazo para los profesores titulares que aún no han conseguido el título de PhD, la no obligatoriedad de este título académico para ejercer el rectorado de una institución de educación superior, entre otros temas.

La derogatoria del Decreto 161 es otro planteamiento, por considerarlo un instrumento represivo para la libertad y funcionamiento de las universidades privadas, pues prohibe realizar actos y operaciones con quienes se consideran partes relacionadas con la institución.

Los rectores estuvieron de acuerdo en firmar un manifiesto de apoyo a la gestión que realiza la Senescyt para llegar, a través de la Asamblea, a una respuesta sobre la aprobación del proyecto de la LOES que deberá ser presentado al presidente de la República.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA