Ramiro Cevallos: “Consumimos muchos alimentos que son tratados con antibióticos”

El médico ecuatoriano, quien reside en Francia, estuvo hace pocos días en Guayaquil dictando charlas sobre un problema que acecha a la salud mundial: la multirresistencia a los antibióticos.

17 may 2019 / 09:00

Ramiro Cevallos es un médico ecuatoriano que reside en Francia desde hace más de 30 años y que estuvo hace pocos días en Guayaquil dictando charlas sobre un problema que acecha a la salud mundial: la multirresistencia a los antibióticos.

El presidente de la Asociación Alsacia Andes (Association Alsace Andes) habló con EXPRESO sobre este mal que es también provocado por la ingesta de carnes tratadas con estos medicamentos y recomienda qué hacer para evitar más muertes por infecciones resistentes.

¿Qué es lo que más preocupa en este tema?

La utilización masiva de antibióticos ha hecho que existan bacterias multirresistentes. El problema es global y no solo depende de la prescripción del médico. En Ecuador, la prescripción de antibióticos no es controlada. Además, la industria agropecuaria utiliza estos medicamentos para producir todas las carnes posibles, igualmente lo hacen en la industria extensiva del banano, para los camarones, para las tilapias... El objetivo es cambiar la flora digestiva de los animales y crear un síndrome metabólico para que estos engorden mucho más rápido.

¿Cómo funciona esto?

Si usted no utiliza antibióticos, tener un pollo grande le va a tomar de tres a cinco meses, pero si los usa, los tendrá en cinco a seis semanas. Claro, son animales que no tienen el peso necesario en músculo sino en grasa.

¿Qué repercusiones trae para nuestra salud?

Para dar un ejemplo: se ha comprobado que si no existe una modificación del comportamiento del mundo en la prescripción de antibióticos, no solo en el área médica sino en el área agropecuaria, en el año 2030 habrá más muertes por infecciones multirresistentes que por cáncer o por enfermedad cardiovascular.

¿Qué se debe hacer para revertir esta situación?

El poder del consumidor es enorme, el problema es que la gente no está informada. El deber en todo el mundo es informarles, que sepan que si compran alimentos con muchos antibióticos, que tienen ya en el interior bacterias multirresistentes, se va a generar una colonización de esas bacterias multirresistentes en su cuerpo. Entonces es el consumidor quien puede cambiar ese esquema.

Muchas veces la gente prefiere esos productos por un tema de costos...

La situación es muy grave, imagínese que hoy tiene una colecistitis, que es una inflamación de la vesícula biliar. No es una urgencia quirúrgica, le van a dar un tratamiento y a operar en dos o tres meses cuando todo esté frío y sea el mejor momento para el cirujano y para usted. Le hacen una consulta preanestésica y una intervención programada, muy simple actualmente, entonces entra al hospital, pero las bacterias multirresistentes que colonizan su propio intestino y las del hospital se activan y se muere por una intervención que era banal, simple, sencilla...

¿Qué dicen los últimos estudios sobre el tema?

Voy a contar una experiencia gráfica para ilustrar el problema. Se hizo un estudio en el Instituto Pasteur porque todos los franceses que presentaban un infarto, una embolia pulmonar, se fracturaban una pierna o tenían una neumonía fuera de Francia, tenían una tasa de mortalidad 50 % más alta que si lo hacían en Francia. Decidieron investigar qué sucedía. Descubrieron que se colonizaban de bacterias multirresistentes y, a más de la enfermedad inicial, morían por la infección.

¿Cómo probaron eso?

El Instituto Pasteur hizo un estudio sobre cien personas jóvenes de 19 a 25 años que tomaban vacaciones y estableció un mapa en el mundo. Antes de irse, les hacían un hisopado rectal, tomaban en cuenta cuál era la flora rectal con la que salían de vacaciones y al regreso hacían otros hisopados. Encontrábamos verdaderas bombas atómicas de todos los países lejanos. No hubo de Ecuador, pero sí de Perú y Bolivia (98 % de esas personas estaban contaminadas por bacterias multirresistentes). Ninguna se enfermó o murió, pero se demoraron hasta seis meses para volver a la flora normal cuando estaban en Francia.

¿Qué hacer ahora?

El principal problema es la falta de información a todos los niveles. Tenemos que informar a los médicos para que utilicen el antibiótico preciso, para que disminuyan el tiempo de prescripción, para que existan políticas de control de infecciones y que ciertos antibióticos solo sean prescritos por el equipo de Infectología. Tenemos que informar a la población que la utilización de antibióticos sin receta es muy grave y que puede ser mortal para ellos. Aunque está prohibido vender antibióticos sin receta, no hay un control.

¿Hay un efecto de contagio a través de las mascotas?

Los médicos veterinarios utilizan indistintamente muchos antibióticos y las bacterias resistentes colonizan los intestinos de los animales de compañía, de su gato, de su perro, de su loro y son un vector de contaminación.

¿Alguna recomendación clave de protección?

Es importante la no utilización de antibióticos locales en la piel. Es como si en un edificio de 12 pisos solo se tratara la azotea y el último piso, todos los otros se vuelven resistentes porque el antibiótico es insuficiente. Como infectólogo, preconizo de manera formal ninguna utilización local y cutánea de antibióticos, a excepción de la inyección en el ojo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA