Autoridades confirman que marino fallecido el lunes tenía AH1N1

Inti Quevedo, subsecretaria Nacional de Vigilancia de la Salud, informó que están tomando las medidas de seguridad para no poner en riesgo a la población.

21 ago 2019 / 12:12

Autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) y del hospital Naval de Guayaquil confirmaron este miércoles 21 de agosto que el oficial de la Marina, que falleció el pasado lunes 19 de agosto en esa casa de salud, tenía influenza AH1N1.

Pablo Herrera, gerente del hospital, explicó que el paciente de 64 años ingresó en estado crítico a las 02:00 del pasado domingo. “Había estado con tos, malestar general, signos gripales desde hace dos semanas sin control médico alguno o en alguna casa de salud por lo que ingresa en una situación crítica de insuficiencia renal y respiratoria aguda y tuvo que que ser intubado a las cinco horas y pasar al área terapia intensiva”, detalló. Añadió que también padecía de neumonía y falla multiorgánica.

Agregó que, por la sospecha clínica, el mismo domingo se le hizo una prueba rápida que dio positivo para influenza AH1N1. Con esto, se activaron los protocolos para este tipo de situaciones en el hospital, en el cual fue aplicado un cerco epidemiológico. Estas muestras fueron enviadas al Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública Dr. Leopoldo Izquieta Pérez (INSPI) “y nos reportaron positivo para AH1N1 el lunes a las 20:00”, dijo.

Inti Quevedo, subsecretaria Nacional de Vigilancia de la Salud, mencionó que se están tomando las medias de seguridad con los familiares del fallecido para no poner en riesgo a la población.

Explicó que este es el primer caso de fallecimiento de un paciente con AH1N1 que se registra en el año, de un total de 10 casos en la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón). “La influenza es una enfermedad endémica en nuestro país, la tenemos todos los años desde el 2009. Los profesionales de la salud conocen cómo tratar la enfermedad”, recordó.

Aclaró que cada año los picos de la enfermedad se registran de diciembre a febrero y de agosto a octubre, y que está controlada por la vacunación. Sin embargo, aconsejó tomar las medidas preventivas para evitar el contagio: lavarse bien las manos, cubrirse la boca al toser o estornudar y acudir inmediatamente a una casa de salud si presenta algún síntoma gripal.

La funcionaria dijo que a nivel nacional hay 226 casos de influenza, que engloban a los subtipos que circulan en Ecuador: AH1N1, AH3N2 y B.

“Específicamente en la zona 8 vacunamos hasta abril y esta protección que da la vacuna dura 12 meses. Quienes se vacunaron hasta abril están protegidos hasta abril de 2020. A mediados de octubre inicia otra campaña de vacunación para el siguiente pico”, informó.

Quevedo confirmó que actualmente no hay riesgos de aumento de los casos de la enfermedad; pero que sí hay que tener precauciones y acudir a una casa de salud cuando se presenten los primeros síntomas de influenza, como por ejemplo, la fiebre.

“La enfermedad nos puede dar a cualquiera, pero no todos nos vamos a agravar. Los que tienen las mayores probabilidades de agravarse son los grupos de riesgos: menores de 5 años, mayores de 65 años, mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas, fumadores”, dijo.

Hábitos para prevenir la influenza

El Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC por sus siglas en inglés) recomienda tomar ciertas medidas, además de la vacunación, para prevenir contagios.

- Evite el contacto cercano.

Es importante evitar el contacto cercano con las personas contagiadas. Y si usted es quien está enfermo debe guardar distancia de quienes están saludables.

- Guarde reposo.

Es buena idea permanecer en su hogar, y evitar los lugares concurridos para evitar contagiar a otras personas.

- Cúbrase la nariz y la boca.

Cubrirse al estornudar no es solo una muestra de buenos modales, sino que también previene que las personas cercanas contraigan la enfermedad. La influenza y otras enfermedades respiratorias graves se diseminan al toser, estornudar o al no higienizarse bien las manos.

- Lávese las manos.

Este hábito aunque parece simple puede ser de gran utilidad para evitar muchas enfermedades. Un lavado de manos frecuente ayuda a protegerse contra los gérmenes. Si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol.

Los contagios suelen ocurrir cuando la persona entra en contacto con alguna superficie contaminada y luego se toca los ojos, boca o nariz.

- La limpieza siempre ayuda.

Limpiar diariamente los objetos que utiliza, ya sea en la escuela o trabajo, incluidos picaportes, teclados y teléfonos, ayudará a eliminar los gérmenes.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA