Durán, sin siquiera agua en tanqueros

La falta de suministro afecta a la población desde hace 12 días. Hay reclamos por el precio. Los vecinos protestan en la calle.

Guayas /
11 sep 2018 / 00:00

El panorama es el mismo desde hace doce días por falta de agua en Durán. Y a causa de ello, como ya lo publicó EXPRESO la semana anterior, los más de 500.000 habitantes que integran el cantón no tienen cómo bañarse ni con qué cocinar, ni tampoco el líquido suficiente para lavar la ropa y los uniformes de los niños.

“No tenemos para nada, estamos viviendo en la completa insalubridad. En Durán ya no nos sirven ni los tanqueros. El servicio de agua es tan racionada que hasta ellos -nuestra única esperanza- se han visto perjudicados por culpa de una mala administración”, argumenta Karen Valle, habitante de la ciudadela El Arbolito, quien ayer, junto a decenas de vecinos, esperaba porque estos vehículos carguen el suministro en la toma de la Asociación de Propietarios de Tanqueros Repartidores de Agua, en el kilómetro 11 de la vía Durán-Yaguachi.

Allí, alrededor de cuarenta propietarios de tanqueros, todos miembros de la agrupación, yacían con los brazos cruzados a espera del abastecimiento, que se supone sería a las 10:00. Sin embargo dieron las 13:00, cuando la Empresa de Alcantarillado y Agua Potable de Durán (Emapad) informó que podrían proveerse a las 17:00, para recién alrededor de las 18:00 empezar a despachar el líquido a los hogares.

El mensaje, que desalentó a los agremiados, generó ira en los residentes, quienes no dudaron en conseguir neumáticos que luego prendieron en plena vía.

“Hemos venido hasta esta toma en busca de agua, tratando de ganar tiempo, y tampoco encontramos nada. ¡Es como vivir en el desierto! Estamos a escasos pasos de Guayaquil, de Samborondón, de ríos y esteros y no tenemos agua. Es absurdo, no me cabe en la cabeza que estemos pasando por eso, tenemos hijos, familia que se duerme y levanta sucia”, recalcó Noemí Vacacela, habitante que participó de la quema que duró alrededor de 25 minutos.

Teniendo en cuenta estos contratiempos, que se suman a las quejas de los vecinos de que no a todos los tanqueros (los particulares) se les permite nutrirse de agua, razón para que ellos entonces tampoco se abastezcan; la gobernadora del Guayas, Juana Vallejo, se reunió ayer con la alcaldesa Alexandra Arce para plantear varias soluciones al respecto, pero no se llegó a nada. Fue una reunión fallida.

Vallejo sugiere que Emapad, hasta que dure la crisis, permita que todos los vehículos de este tipo se doten de agua. Arce, por su parte, lo considera imposible.

No necesariamente porque no sean del gremio antes citado, sino porque este problema responde a las pruebas por la etapa final del proyecto de distribución de agua potable y cambio de tuberías desde la toma el Chobo (que los provee) hasta Durán.

“Por los análisis que estamos haciendo, no hay agua en todo el cantón, ni para los tanqueros ni para las redes. Ahora estamos llenando de a poco los reservorios. Hoy (ayer) por la noche abriremos una toma y podrán estos cargarse”, promete Arce.. Así lo harán hasta aproximadamente unos veinte días. Sin embargo, adelantó, es posible que en una semana la población vuelva al racionamiento usual del líquido, esto es tres veces por semana, pero con una presión baja.

Pese a ello, los habitantes se sienten intranquilos. Les molesta estar a la carrera detrás del suministro o al pie de sus casas con ollas y garrafones esperando la alerta de algún vecino que les confirme que “viene el agua”; o tener que lidiar incluso con el “abuso de ciertos vendedores” que cobran por el suministro hasta el triple.

Auxiliadora Tinoco, quien vive en la ciudadela Abel Gilbert Pontón 1, la semana pasada, por ejemplo, pagó $ 3 por cada tanque cuando no debía cancelar más de $ 0,80 por cada uno. “Si no fuera porque el día que el Municipio nos permitió abastecernos el agua llegó sucia y con tierra, juro que no la compraba. Por todos lados nos están viendo la cara. Están jugando con nuestra salud, nos estamos enfermando. Pero está claro que son pocos a los que le importa...”.

En el cantón, donde es posible ver en la mayoría de calles tanques vacíos juntos en la vía, hay moradores y tanqueros independientes que se han ido hasta El Triunfo y Boliche en busca de provisiones. “Nos mienten a cada rato diciendo que el agua va a llegar, pero es mentira. Yo necesito equiparme y surtir a los demás. Mis vecinos creen que soy malo, pero no es cierto. Nosotros también somos víctimas de todo”, aclaró Gustavo Rosales, el propietario de uno de los tanqueros.

Una fallida reunión entre Arce y Vallejo

No duró ni cinco minutos. Ayer, la gobernadora del Guayas, Juana Vallejo, llegó al Municipio de Durán para mantener una reunión con la alcaldesa Alexandra Arce y encontrar una solución, aunque sea temporal, al problema de la escasez de agua. Sin embargo, nada de eso fue posible debido a que en el poco tiempo que duró la sesión hubo un cruce de palabras entre ambas.

Si bien el percance inició en el momento en que Vallejo debatió la forma que tiene Arce para resolver el problema, el cual dijo debió prevenir; este subió de tono cuando asimismo la gobernadora cuestionó por qué tenía en su despacho un cuadro con la imagen del expresidente Rafael Correa. “Tenemos que respetar las ideologías políticas, si yo lo quiero tener aquí a Rafael es mi problema...”, dijo Arce, según se pudo constatar en un vídeo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA