“Se pueden aprovechar mejor las cámaras de vigilancia”

La videovigilancia ofrece información sobre seguridad, pero también comercial o social. La Espol trabaja en identificación de personas y vehículos con ‘big data’.

06 feb 2019 / 00:01

Los guayaquileños no aprovechamos todas las ventajas e información que nos ofrecen las cámaras de vigilancia que instalamos en nuestras casas, negocios, industrias o en las calles de la ciudad. Por lo general, lo que hacemos es archivar horas y horas de grabación, que al final se desechan cuando ocupan demasiado espacio o se considera innecesario conservarlas.

Con ello, muchas veces se desecha información que, analizada con programas informáticos o aplicativos específicos, puede proporcionar un conocimiento muy valioso y de utilidad. Y no solo sobre cuestiones de seguridad.

Así lo evidencia el trabajo del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Sistemas Computacionales (Cidis), de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

Uno de esos estudios es el de ‘Alarmas inteligentes’, que a la vez es parte de un proyecto de investigación iberoamericano, liderado por la Espol, relacionado con ‘ciudades inteligentes’, en el que intervienen universidades y entidades privadas de distintos países de Iberoamérica.

En esa red, los trabajos de la Espol están orientados a la identificación de personas o vehículos, a través de las cámaras de vigilancia instalados en las calles de las ciudades. Como por ejemplo, las del sistema de ‘ojos de águila’ de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSGC) o el Sistema ECU 911.

Así lo explican el Ing. Álvaro Torres, responsable de Transferencia de tecnología del Cidis; y el Dr. Ángel Domingo Sappa, profesor e investigador, a cargo de algunos de los proyectos.

¿Qué se puede hacer con las imágenes que a diario graban más de 1.100 cámaras instaladas en toda la ciudad?

Pues muchas cosas. En tránsito, por ejemplo, contar vehículos para saber cuántos pasan por determinadas calles, por hora o al día; y en qué horarios esas vías registran más carga vehicular.

(En este campo, la Autoridad de Tránsito Municipal, ATM, inauguró el año pasado un Centro de Control Integrado de Tránsito y Transporte, Ccitt, para controlar el tránsito en tiempo real y adoptar soluciones inmediatas).

En el aspecto social, las cámaras de la ciudad pueden ayudar a encontrar a personas desaparecidas. O, incluso, en el área judicial, a ‘los más buscados’.

En la era del ‘big data’ o de las grandes bases de datos, la información estadística de las cámaras puede ofrecer muchos más beneficios que solo disuadir o grabar a algún posible delincuente.

En un negocio de ropa o en un almacén de electrodomésticos, por ejemplo, esa información permite conocer qué tipo de personas (por género, edad, condición social) es la que más ingresa a ese local; en qué horarios, qué es lo que más le llama la atención, lo que más compra.

Y, según eso, el dueño o administrador puede tomar decisiones que le ayuden a rentabilizar mejor ese conocimiento.

En materia de seguridad, las empresas o industrias suelen restringir el paso o acceso de personas extrañas o no autorizadas a ciertas áreas. Incluso, el ingreso mismo a la entidad. Lo limitan a quienes porten la respectiva credencial que los identifique como parte de su personal.

Pero eso no impide que, por error o con intención, alguien supere esa medida de seguridad e ingrese. Ante ello, el Dr. Sappa explica que hay sistemas de vigilancia de identificación de rostros que, inmediatamente, pueden reaccionar y disparar una alarma ante la presencia de una cara desconocida para el sistema.

Igual ocurre en el hogar con las cámaras que se suelen instalar en el exterior de la vivienda. Según el experto, se puede programar una alarma para que esta se dispare, por ejemplo, si la cámara detecta la presencia de una persona dentro de un área específica o muy cercana a la casa que ha sido establecida por el dueño de la vivienda. O, de la misma manera, si se trata de una persona o de un vehículo cuya presencia no es usual en el sector.

Las alertas llegan directamente al teléfono celular o a la computadora del trabajo del dueño de la casa, según se haya programado el sistema de alarma. NTB

Datos

Proyecto regional

La Espol, a través del Cidis, lidera la Red iberoamericana sobre aplicaciones TIC para ciudades inteligentes.

Financiamiento

Ese proyecto lo financia el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (Cyted).

Grupo del Cidis

Interviene un grupo de 20 personas, entre estudiantes, investigadores, maestrantes y estudiantes de doctorado.

Investigador

Experiencia

El Dr. Ángel Domingo Sappa también es parte del Centro de Visión por Computadora, de la Universidad Autónoma de Barcelona, España. Es autor, coautor y director de múltiples investigaciones.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA