Hay 200 egresados de medicina que exigen cupos para el internado rotativo

Ellos no ingresaron a tiempo en el sorteo de plazas porque tenían materias pendientes. Ahora ya completaron la malla curricular.

11 sep 2019 / 18:00

Un grupo de estudiantes de las carreras de Medicina, Enfermería, Obstetricia y Nutrición, de la Universidad de Guayaquil, realizaron este miércoles 11 de septiembre, un plantón en los exteriores del edificio donde funciona el rectorado.

Ellos exigen que la alma máter realice el sorteo de 200 cupos para igual número de estudiantes que no pudieron ingresar al internado rotativo, que se inició el 1 de septiembre en los diferentes hospitales de la Red de Salud Pública, a nivel nacional.

Este grupo de estudiantes no fue considerado para el sorteo debido a que hasta ese momento no habían cumplido la malla curricular, porque tenían asignatura que no habían aprobado.

Ahora que ya lo hicieron, ellos quieren que la universidad les otorgue las plazas para no tener que esperar hasta mayo del próximo año para poder realizar su internado hospitalario, uno de los requisitos previos a graduarse de médico.

En agosto pasado, el grupo de rezagado interpuso un recurso de protección y un juez le otorgó una medida cautelar a su favor. Además, dispuso una audiencia para finales de ese mismo mes entre representantes de ambas partes.

René Jaramillo, uno de los egresados de la carrera de Medicina que no ha podido iniciar el internado, señala que en esta última audiencia el juez ordenó que la alma máter respete el calendario académico ofertado en primera instancia para el internado hospitalario, que establecía la matriculación ordinarias del 12 al 26 de agosto; la extraordinaria, del 27 de agosto al 10 de septiembre; y la especial, del 11 al 25 de septiembre. “Pero faltando pocos días para el sorteo de las plazas, la universidad dejó insubsistente ese calendario y solo tramitó la matriculación ordinaria y nos dejó afuera a los estudiantes con materias pendientes, que por derecho teníamos el tiempo para nivelarnos”, remarca.

Jazmín León, de la carrera de Nutrición, manifiesta que esta situación ha perjudicado a 200 estudiantes que estaban convencidos de que se darían matrículas extraordinarias o especiales. “Ahora no sabemos qué hacer, porque las autoridades de la universidad no quieren darnos respuesta”, anota, mientras sostiene un cartel con mensajes que señalan el objetivo de la protesta.

Édison Rubio, de la carrera de Enfermería, aseguró que esta situación se ha presentado por una mala administración de las autoridades de la Universidad de Guayaquil. “Ellos están desacatando una orden judicial que exige que se respete el calendario académico inicial donde está vigente la matriculación especial. La universidad puede pedir que entren los internos que quedaron fuera por su mala planificación”, explica.

Las directivos de la alma máter aseguraron en días pasados, que no se cambió el calendario académico, sino que se hizo el ajuste necesario porque el internado a nivel nacional se iniciaba el 1 de septiembre.

Los estudiantes que tenían asignaturas pendientes y terminaron sus clases el 12 de septiembre, tienen su cupo asegurado para mayo del 2020, ya que para el internado rotativo no existe matriculación extraordinaria, recalcaron las autoridades universitarias.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA