“En los contrastes de una ciudad están las historias”

El escritor argentino, radicado en España, ofreció diversos conversatorios en Guayaquil, sobre cómo escribir sobre las ciudades y presentó su obra ‘Barcelona inconclusa’.

05 dic 2018 / 00:00

Barcelona no era lo que esperaba. Sin duda, las Ramblas estaban ahí, igual que las emblemáticas piezas de Gaudí, pero había otra Barcelona, una mucho más compleja y contradictoria. Así, Laureano Debat se dio a la tarea de desentrañar a la ciudad española que lo acogió. La labor tomó diez años y un libro, obra que presentó en la urbe como parte de su paso por América Latina.

- ¿Este es el libro que le habría gustado leer antes de mudarse a Barcelona?

- Sí, sin duda. Yo llegué a Barcelona pensando que era la mejor ciudad del mundo. Así se vende afuera, como la más cool. Fue la primera en generar una marca de ciudad. Al inicio me impactaron muchas cosas. Me impactaron los contrastes, sus extrañas contradicciones y las dificultades de vivir ahí.

- ¿No era lo que esperaba?

- (Ríe) No. A mí me encanta, llevo 10 años ahí. Pero empecé a escribir por ese choque con una ciudad que no era lo que creía. Me generaba mucha inquietud. Empecé un blog y me tardé cinco o seis años recorriendo la ciudad y contándola...en los contraste de una ciudad están las historias.

- ¿Cuáles son las dificultades al hacer una cartografía literaria sobre una ciudad en constante evolución?

- El proceso de investigación fue complejo porque, de Barcelona se ha escrito mucho. Yo no quería escribir lo que otros ya habían escrito y quizás escrito mejor. Además, quería capturar la esencia de los barrios y, en ciertos casos, fue difícil, por ejemplo, en la crónica que escribí después del atentado.

- ¿La obra aborda el ‘Barcelona canalla’, de los ochenta. ¿Cómo contar lo que no vivió?

- Tenía que contarlo, porque Barcelona es una ciudad entrecruzada por dos grandes matices; la ciudad turística, la ciudad marca, y otra que es esta de los años ochentas, antes del cambio. Me tocó encontrarla en los barrios de la periferia y contarla a través de testimonios y de quienes la vivieron. Juega mucho la memoria colectiva de la gente.

- Hay temas que el libro trata poco, entre ellas, el independentismo catalán, ¿por qué?

- No es por autocensura (ríe), es que hay ciertos temas que se han contado mucho. En el caso del independentismo, lo que se me ocurrió fue hablar de las marcas de ropa carísimas que usan la retórica política aplicada al marketing y a la moda. Pero hay otros temas sobre los que quiero escribir y aún no encuentro la manera. Por eso, por ejemplo, no hablo de la Barceloneta, el mar no aparece en el libro.

- ¿Qué otros temas tiene pendientes?

- Quiero escribir sobre el Barça, sobre el puerto de Barcelona y estoy trabajando en un libro sobre mi primer apartamento, en el que viví con dos prostitutas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA