“Hay 39 sancionados por contaminar al Salado”

Según el Municipio, ha abierto 152 expedientes por ese motivo. Desde 2015, la basura en el espejo de agua aumentó 30 %.

09 nov 2018 / 00:00

Los guayaquileños no dejan de contaminar al estero. Sobre todo, quienes habitan o trabajan cerca de sus riberas. Así lo confirma un reporte de la Dirección Municipal de Ambiente, difundido ayer por su titular, Bolívar Coloma.

El funcionario afirma que en los últimos cinco meses, como resultado de los operativos de control de vertidos al estero, han abierto 152 expedientes contra empresas y personas.

De ellos, 39 han terminado con sanciones económicas y la prohibición de seguir desarrollando las mismas actividades que derivaron en la multa.

Otros 53 casos están en análisis, 39 en etapa de pruebas y 21 en notificación inicial.

Los controles se efectuaron en los tramos A y B del estero, que geográficamente corresponden a sectores del norte de la ciudad como Mapasingue, Miraflores, Urdenor y la avenida Juan Tanca Marengo.

Aunque no precisó los nombres de las empresas sancionadas, Coloma indicó que entre ellas hay empacadoras de mariscos, elaboradoras de productos alimenticios, industrias químicas y talleres mecánicos.

Lo que sí detalló fue que el número de empresas que operan en las cercanías del brazo de mar en esos tramos aumentó de 470 en 2017 a 600 ahora.

El informe de la Dirección Municipal de Ambiente coincide con publicaciones efectuadas por EXPRESO en los tres últimos años, que alertaban de la existencia de vertidos directos al estero por parte de empresas asentadas en sus orillas.

Sin embargo, las malas noticias para el estero no paran allí.

Coloma informó que hay un incremento del volumen de basura que se recoge diariamente en el espejo de agua. Desde 2015 a la fecha, ese aumento es del 30 % y se presenta especialmente en zonas del sur y suroeste de la ciudad, es decir, donde predomina un origen doméstico de los desechos.

Acotó que, además de los controles, a ello apuntan otras iniciativas municipales como la reciente ordenanza para dejar de utilizar plástico de un solo uso: “Hay que trabajar en concienciación ciudadana. El objetivo es que disminuyan los desechos, no que aumenten”.

También denunció que hay personas que se dedican a descargar escombros de construcciones en las orillas del estero a través de solares ribereños y advirtió que los dueños de esos terrenos serán sancionados.

Este Diario también ha denunciado el alto nivel de contaminación de las aguas del Salado por metales pesados, hidrocarburos y residuos orgánicos, basado en estudios efectuados por grupos de investigadores de la Universidad de Guayaquil y de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

Sobre este tema, Coloma anunció que el Municipio va a contratar un nuevo estudio para medir el nivel de contaminación del estero en 2019.

Otros temas

Campaña

La Dirección Municipal de Ambiente recordó que trabaja en actividades de concienciación y educación a través de programas en planteles, concursos y la Escuela de Reciclaje.

Puerto Azul

La entidad reiteró que el control y supervisión de las labores de remediación ante el vertido de hidrocarburo en la zona de Puerto Azul es responsabilidad del Ministerio de Ambiente.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA