Cambios hasta en la víspera de exámenes reprogramados

Los estudiantes que rindieron la prueba Ser Bachiller y tienen la hoja impresa con sus aciertos no volverán a darla. El Ineval explica cómo será la medida.

05 feb 2019 / 00:01

El Instituto Nacional de Evaluación (Ineval) decidió ayer dar marcha atrás a las reprogramaciones de las Pruebas Ser Bachiller que tenía previsto aplicar a un grupo de estudiantes del régimen Costa, entre hoy y mañana.

La medida rige solo para los alumnos de tercero de bachillerato que rindieron la evaluación entre el 17 y 21 de enero pasado y tienen impresas sus hojas de los aciertos obtenidos.

Ellos ya no deberán volver a rendir este examen, que les permite graduarse de bachilleres y postular para seguir una carrera en una institución de educación superior pública.

Esa es la primera decisión tomada ayer por Edwin Palma, quien el 1 de febrero pasado fue designado director ejecutivo del Ineval, en reemplazo de Josette Arévalo.

El 20 de enero pasado, cerca de 4.385 alumnos del régimen Costa fueron notificados por el Ineval, mediante correo electrónico, de que sus pruebas habían sido suspendidas, por lo que debían rendir una nueva en la etapa de reprogramados, prevista para el 5 y 6 de febrero.

En el correo, la entonces directora del Ineval justificaba el aplazamiento porque las pruebas 6 y 7 (de las 180 formas de exámenes existentes) se habrían filtrado en las redes sociales.

Pero Palma aseguró ayer lo contrario. “Queremos precautelar los derechos de los jóvenes. No existe certeza alguna que permita vincular a los jóvenes con las pruebas que se filtraron. No hay elemento que pruebe que ellos tuvieron acceso a la evaluación”, dijo, al explicar que la reprogramación se aplica solo en aquellos casos en que el estudiante no pudo dar la prueba por fallas en el sistema o por alguna calamidad familiar justificada.

En cambio, aclaró que hay una sanción para los alumnos que se los encontró copiando durante la jornada. “Ellos tienen una nota de cero como sanción a la deshonestidad académica”, enfatizó.

La notificación de no rendir la prueba será enviada a los rectores de los planteles para que estos la hagan conocer a los estudiantes. Pero hasta la tarde de ayer, el documento no era conocido por los directivos.

El anuncio de la reprogramación de las pruebas causó preocupación en los estudiantes, padres de familia y directivos de los planteles educativos, quienes pidieron a la Asamblea Nacional y a la Defensoría del Pueblo que abogara por los derechos de los jóvenes.

“No he podido dormir tranquilo desde que me notificaron sobre la reprogramación de la prueba, a pesar de haber cumplido con todos los requisitos que exige el Ineval para darla”, dijo Fernando Alvarado, estudiante del José Domingo de Santistevan, quien hasta ayer seguía repasando para un examen que finalmente no deberá dar.

Mariela Tenorio, una madre de familia, cree que se deben adoptar acciones para que estas situaciones no vuelvan a darse en perjuicio de los jóvenes.

Desconocen decisión

Confusión entre el alumnado

Hasta la tarde ayer había preocupación en los estudiantes al desconocer la decisión del Ineval de revisar la reprogramación de la Ser Bachiller. Desde el domingo pasado, los alumnos conocían el horario y la sede a donde debían acudir para volver a rendir la evaluación. Edwin Palma, director ejecutivo de la institución, informó que en esos locales estarán los evaluadores con un listado en el que constan los nombres de quienes no deberán repetir el examen.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA