domingo, 12 agosto 2018
17:20
h. Última Actualización

Cuatro años de espera por el arreglo de 300 m de una calle

Los vecinos plantearon el pedido a la Municipalidad. Se envió a un equipo para que evalúe las posibles reparaciones. El problema se mantiene en Samanes IV.

14 jun 2018 / 00:00

Un bache en una determinada calle puede considerarse apenas una molestia. Sin embargo, a veces también resulta un verdadero peligro. De esto puede dar referencias el grupo de vecinos que habitan a los costados de una de las avenidas internas de la cuarta etapa de Samanes.

En esta ciudadela, ubicada al pie de la av. Isidro Ayora, en el sector norte, habita precisamente Dessie Velasco Velasco. “Cierto día que salí a caminar, pisé sin darme cuenta un desnivel de la acera. Rodé por los suelos. Sufrí la ruptura de la clavícula derecha”, atestigua la mujer, quien para hacer más creíble su mal momento, descubre la parte donde aparecen los rastros de la cirugía a la que en su momento se sometió.

Algo similar ocurrió con una de las ingenieras que el Municipio envió al lugar, luego de que los vecinos se quejaron de la situación.

“La pobre mujer recorría la calle y cuando intentó movilizarse hacia otra esquina, perdió el equilibrio. No sabemos qué le pasó porque los compañeros la trasladaron del lugar a un hospital”, relata Justo Jurado Calle, otro de los vecinos.

La avenida interna recorre un tramo de 300 metros. En ciertas partes de ese trayecto los adoquines de piedra presentan hundimientos.

“El problema lleva ya cuatro años”, asegura Martha Bustillo Cáceres, quien es la coordinadora del comité de vecinos, que integra a 80 familias, cuyas casas tienen precisamente a la avenida con hundimientos, como único camino de entrada y salida.

“Hemos mandado oficios al Municipio. El alcalde (Jaime) Nebot nos respondió. Hasta enviaron, en su momento, una cuadrilla en la que también estaba la chica accidentada. Ellos tomaron medidas, hicieron unos apuntes en las veredas. Dijeron que iban a enviar a los trabajadores. Aún estamos esperando que aparezcan. Eso ya hace cerca de tres años”, dice la representante de este grupo de vecinos.

Las molestias se incrementan en el invierno, cuando las aguas se acumulan en los socavones. Los carros también sufren daños mecánicos.

Los arreglos ya fueron aprobados

En octubre del 2015 los vecinos decidieron plantearle al Cabildo el arreglo de una calle adoquinada que muestra desniveles. “Durante muchos años nuestra ciudadela ha permanecido abandonada de obras municipales”, se mencionó en el oficio.

Tres días después el alcalde Jaime Nebot trasladó el pedido a la dirección de Obras Públicas.

Un grupo de ingenieros y obreros de esta dependencia llegó al lugar y emitió un informe favorable de la ejecución de la obra, lo cual fue aceptado por el alcalde.

Sin embargo, las mejoras no se han ejecutado hasta el momento.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA