La calle Aguirre ve mudar los negocios por falta de parqueo

Los comerciantes aducen una reducción de su clientela de hasta el 80 %. Esto ocurre desde que la arteria se convirtió en corredor vial. También sufren asaltos.

25 may 2019 / 00:01

Ángel Valencia, propietario de un local de repuestos de autos situado entre las calles Aguirre y Antepara, esperaba pacientemente ayer la visita de un comprador. Detrás de él colgaba un letrero que decía “Nos estamos cambiando”.

Explicó que en los próximos días moverá su mercadería a otro local, porque las ganancias que obtiene ya no son suficientes para pagar el arriendo de ese espacio en el centro de Guayaquil.

Cerca del local de Ángel, otro propietario, quien prefirió no identificarse, también planea cerrar su fuente de ingresos en las siguientes semanas. En la cuadra vecina, ya dos almacenes lo han hecho.

Es que los comerciantes del sector aseguran que desde noviembre pasado, cundo la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) convirtió la calle Aguirre en corredor vial, las ventas cayeron entre el 60 % y 80 %. Y continúan en descenso.

“Antes a este local venían de 20 a 30 clientes diarios, hoy llegan de 4 a 5 clientes conocidos. El perjuicio ha sido grande”, precisa Daniel Rosales, dueño de una tienda de retenedores hidráulicos, quien también empieza a meditar en la idea de mudar su negocio.

Entre los locales de piezas automotrices, restaurantes y otros puntos comerciales que se asientan en la calle Aguirre, desde Pedro Moncayo a Tungurahua, hay al menos 30 negocios que se han visto afectados por la ordenanza municipal.

Al convertirse en corredor vial, los conductores que antes podían parquear sus autos en la calle Aguirre, ya no pueden hacerlo porque a cambio obtienen una multa que equivale al 30 % del salario básico ($ 112,50).

Lo que sí pueden hacer es estacionarse por un instante para comprar en las tiendas. Sin embargo, dado que el lado sur de la calle no cuenta con una señal de cambio de carril para tomar el central, los conductores que intentan frenar su vehículo, así sea para solo preguntar por una pieza mecánica, reciben las pitadas y reclamos de los choferes que les siguen y que se ven atascados.

En el carril norte, en cambio, está prohibido estacionarse, porque es preferencial para las líneas de buses urbanos.

La ATM y el Municipio, como ya lo ha publicado este medio, convirtieron la calle en corredor vial con el fin de ordenar y mejorar el tránsito de los buses por el centro de la ciudad.

“No intentamos que levanten la prohibición de parquearse. Pero que al menos se tomen un metro de las veredas para agrandar la calle, para que así los clientes tengan espacio para bajarse y venir a comprar”, opinó Julio Paredes, otro comerciante.

“O que retiren los divisorios y las líneas continuas, para que haya en toda la calzada un libre cambio de carril”, sugirió Rodrigo Cifuentes.

En el recorrido que efectuó EXPRESO en esa zona, todos los comerciantes mencionaron sentirse afectados y desamparados, puesto que luego de recoger firmas y enviar a la ATM un documento explicando su situación, no obtuvieron una respuesta favorable.

La autoridad

ATM: “Hay zonas para estacionar”

Freddy Granda, Jefe de Planificación de la ATM quien mencionó conocer el problema que padecen los comerciantes, asegura que han dispuestos ciertos carriles de las calles transversales para que los autos puedan estacionarse.

“El problema está en que las personas quieren ir a comparar en sus carros particulares y la tendencia es que tomen el transporte publico. Esto evitará congestionamientos y contaminación al ambiente”, concluyó.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA