“Ya no tenemos tranquilidad ni seguridad vial en el barrio”

Los moradores de la calle Circunvalación Norte, en Urdesa, están cansados del tráfico que ahora atasca la zona. Piden más control y soluciones urgentes.

09 mar 2018 / 00:00

Sacar el carro del garaje y salir de casa hacia el trabajo se ha vuelto un problema para Ángel Cevallos. Él reside en uno de los condominios ubicados en la avenida Otto Arosemena Gómez, más conocida como Circunvalación Norte, en Urdesa, y dice que desde hace unos cinco meses el tráfico ha aumentado un 200 %, a tal punto de colapsar la calle.

“Ya no podemos ni parquear en nuestras casas, esta calle ya no soporta más tráfico. Los carros hacen hasta triple fila para avanzar hacia la Plaza Dañín y obstaculizan el paso hacia Urdesa. En horas pico es un caos”, recalca el vecino.

Como Cevallos piensa César Ochoa, quien vive desde hace 20 años en el lugar. “No se puede salir ni en la mañana ni en la noche. Cuando no hay tráfico, los carros sobrepasan el límite de velocidad y rebasan por la derecha. Aquí debería haber más control. Sinceramente, hemos perdido la tranquilidad y la seguridad vial en el barrio”.

Los vecinos mencionan que el tráfico empezó a aumentar luego de que la Autoridad de Tránsito Municipal decidió dejar en unidireccional la avenida Francisco Boloña, que está ubicada junto al centro comercial Policentro. Antes, la Boloña era la calle que soportaba el tránsito vehicular más grande de la zona, pues los vehículos la utilizaban para ir o venir de los malls o como conexión hacia otras avenidas como la Francisco de Orellana, de las Américas o Pedro Menéndez Gilbert. Ahora todos pasan por Circunvalación Norte.

“El otro día salí de mi casa y cuando fui para la esquina me percaté que los carros venían en contravía en tres carriles. Me desesperé porque no sabía qué hacer. Yo le hacía luces, le pitaba porque se me venía encima”, menciona Jacqueline Célleri, otra moradora.

En el sector, uno de los pocos residenciales que quedan en Urdesa, habitan muchos ancianos, por lo que los vecinos temen que pronto se produzca un accidente, producto del exceso de velocidad con el que pasan los vehículos.

“Yo ya no saco a mi madre a la calle porque me da miedo que pueda sucederle algo. Ella sale en carro y se embarca en el garaje. Ya no es seguro este lugar. Vivimos en constante riesgo, queremos soluciones urgentes”, dice Célleri.

Los vecinos proponen que la Boloña vuelva a ser bidireccional, que se mejoren los tiempos de los semáforos de las vías laterales o que la ATM busque otra calle para desviar el tráfico.

“Aliviaremos el tránsito en el sector”

Una intersección a la salida de la Boloña y el retiro de los obstáculos que están en el puente que desemboca a la Plaza Dañín desde Circunvalación Norte son los planes que tiene la ATM para descongestionar el tráfico que se genera en la zona. Así lo aseguró a EXPRESO el general Luis Lalama, jefe operativo de la institución.

“La Otto Arosemena será unidireccional en los próximos meses y analizaremos si es necesario poner fotorradares. Con eso aliviaremos el tránsito”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA