martes, 14 agosto 2018
01:05
h. Última Actualización

El reclamo por las utilidades no cesa

Los trabajadores insisten al Gobierno que en el pago se tomen en cuenta las cargas familiares.

31 ene 2018 / 00:01

La proximidad del pago de utilidades, reaviva el reclamo de un grupo de trabajadores que esperan que las autoridades vuelvan a excluir las cargas familiares del techo máximo que se paga por este beneficio y que, para este año, se fija en $ 9.000.

No aceptan que, “sin razón técnica o jurídica”, en mayo del año pasado, a dos días de posesionarse el actual Gobierno, el Ministerio de Trabajo haya dejado sin efecto una resolución que se había expedido un mes antes, y que les permitía recibir dinero adicional por sus cónyuges e hijos. “Es injusto restringir un beneficio que se recibe por el trabajo y sacrificio de cada empleado”.

Lo dice Franco Fernández, presidente del colectivo. “Y si te pasa a ti”, que fue creado en el 2015 para representar a más de 16.000 trabajadores de unas 30 empresas que, en ese mismo año se verían afectados por la aprobación de la ley de Justicia Laboral que empezó por limitar el pago de las utilidades a 24 salarios básicos.

La lucha, desde ese entonces, dice, no ha cesado. Tras una demanda presentada, no solo que esperan que la Corte Constitucional califique de inconstitucional esta ley, sino que hacen todas las gestiones para que el Ministerio de Trabajo y la Asamblea Nacional eliminen esta restricción. Ayer, el Ministerio de Trabajo no se pronunció al respecto, pero en su momento, Raúl Ledesma, ministro del ramo, dijo a EXPRESO que como Ministerio también estaban a la espera de la decisión de la Corte.

Los empleados que se consideran afectados trabajan en sectores de la construcción, servicios petroleros, compañías de seguros, telefonía celular, entre otros. De acuerdo con la Superintendencia de Compañías, las 10 más grandes empresas reportaron más de $ 1.200 millones en ganancias.

La Ley de Justicia Laboral determina que este excedente de las utilidades que dejan de percibir los trabajadores deberá ir a un fondo de prestaciones del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Esta entidad dijo ayer a EXPRESO que en el 2017 ese monto alcanzó los $ 53 millones; pero que su distribución “aún no se ha definido por cuanto se requiere una normativa que reglamente su uso”. La entidad espera tenerla en el primer trimestre de este año.

La ley dice que este fondo apuntará a financiar la jubilación de las amas de casa. No obstante, ese “gesto de solidaridad” es cuestionado por los trabajadores que creen que de forma ilegal el Estado se estaría apropiando de estos recursos privados que afectan también a trabajadores vulnerables. “No estamos hablando de gente que gana grandes sueldos, sino de personas que perciben un sueldo básico ($ 386) pero que tienen derecho a estas utilidades”, dice Eduardo Mora, también integrante de este colectivo y que teme este año dejar de recibir hasta $ 4.000 por cargas. Un dinero que, dice, destina para educación y salud para sus tres hijos.

Resolución

Fórmula

Toda empresa debe repartir el 15 % de sus ganancias: El 10 % lo hará sobre el total de sus trabajadores y el 5 % por sus cargas.

Límite

La norma fija un tope de 24 salarios básicos para las utilidades que reciben los trabajadores. El excedente va al IESS para financiar la jubilación de amas de casa.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA