domingo, 19 agosto 2018
18:11
h. Última Actualización

Los nuevos repartidores por aplicación llegan a Ecuador

Negocios como Uber Eats y Glovo desembarcan en Guayaquil y Quito. En otros países han ofrecido plazas de empleo, pero también han sido cuestionados.

Quito /
11 ago 2018 / 00:00

Pedir comida u otros productos con una aplicación de celular. El campo de batalla ya no solo es el transporte de pasajeros. Ahora, el ‘delivery’ o entregas a domicilio u oficina es el nuevo terreno en el que las empresas tecnológicas buscan generar ganancias.

La firma internacional Uber presentará la próxima semana en el país otro brazo de su negocio: Uber Eats. La aplicación ya puede ser descargada y usada en Guayaquil y Quito.

El modelo de negocio de Uber se basa en la denominada economía colaborativa, es decir, compartir, intercambiar, hacer un trueque de bienes y servicios, casi siempre apoyados en plataformas tecnológicas.

Uber respondió a EXPRESO que la aplicación busca brindar nuevas oportunidades de autoempleo para los socios repartidores y permite que, tanto los chefs independientes como los dueños de restaurantes del país puedan conectarse con más clientes y sumar más ventas.

Casi a la par, otra aplicación de origen español también arribó al país. Se trata de Glovo, que a diferencia de Uber Eats, no solo entrega comida, sino también cualquier tipo de encargos que el usuario requiera.

Glovo también ya está disponible en Guayaquil y Quito desde junio de este año.

Tanto Uber Eats como Glovo ya comienzan a sumar restaurantes y repartidores. Ambas aplicaciones buscan convertirse en una alternativa para los ecuatorianos que están en el desempleo o subempleo.

En redes sociales como Facebook ya comienzan a circular publicaciones que dicen: “Estás sin trabajo o quieres incrementar tus ingresos, y tienes moto, ven forma parte de Uber Eats, en Guayaquil”.

En la página web de Glovo se señala los requisitos que se necesitan para ser un “glover”, es decir, para comenzar a trabajar en la plataforma: “Una sonrisa de oreja a oreja, tu vehículo (moto, bicicleta o coche), un iPhone o un dispositivo Android y ser mayor de 18 años”.

La empresa no contrata directamente a los repartidores, según su página web. Estos serán registrados como trabajadores autónomos y declaran sus ingresos al final de año en su declaración de impuestos.

“La flexibilidad de nuestro servicio permite a los ‘Glovers’ tener más libertad para generar ingresos durante su tiempo libre”, dice la compañía.

Pero, ¿qué repercusiones puede tener el ingreso de este tipo de negocios en el ecuatoriano? Wilson Araque, director del área de Gestión y coordinador del Observatorio de la Pyme de la Universidad Andina Simón Bolívar, asegura que puede tener dos efectos.

El primero en el mercado de las empresas de entrega a domicilio. En el país, dice Araque, ya existen empresas de ese rubro y deberán buscar ser más competitivas para no perder participación en el mercado.

El otro efecto se podría sentir en el mercado laboral. Araque sostiene que estos negocios abren oportunidades interesantes para los trabajadores que no tienen un empleo en el país, ante la actual situación de falta de trabajo.

No obstante, Araque asegura que las autoridades de Gobierno deberán supervisar a estas empresas para que no existan abusos y no se precarice el mercado laboral local.

De hecho, Glovo ha sido cuestionada en España por tratos precarios a los repartidores. Según publicaciones de diario El País, repartidores de Barcelona denunciaron a la empresa por el modelo laboral.

El mes pasado, los trabajadores denunciaron a la empresa a la Inspección de Trabajo porque consideran que son falsos autónomos, es decir, que tienen una relación laboral con la empresa y no de asociados.

EXPRESO preguntó a Glovo Ecuador cómo manejará esta situación en el país, pero prefirió no pronunciarse.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA