domingo, 19 agosto 2018
18:11
h. Última Actualización

La Ley Productiva es el salvavidas para fin de año

En 90 días, la remisión tributaria espera generar $ 600 millones. La cantidad equivale al gasto en decimotercer sueldo.

Quito /
09 ago 2018 / 00:00

Oxígeno para un segundo semestre complicado. La Ley de Fomento Productivo, que fue aprobada definitivamente en la Asamblea Nacional el pasado martes, espera dar un respiro al Gobierno en liquidez a través de dos vías.

La primera es la remisión tributaria. Esteban Albornoz, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, aseguró a EXPRESO que la Ley estará en el Registro Oficial el 25 de agosto, es decir, regirá a partir de ese día.

Desde esa fecha, según dispone la Ley, los negocios que durante los últimos tres ejercicios fiscales registraron ingresos superiores a 5 millones de dólares, podrán acogerse en un lapso de 90 días a la remisión tributaria.

La remisión es el perdón de multas, intereses y recargos originados en deudas a entidades públicas, siempre y cuando se pague el capital en el período determinado.

La condonación aplicará en deudas vigentes hasta el 2 de abril de 2018 con el Servicio de Rentas Internas (SRI), Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae), Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Empresas Públicas y Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).

Para las empresas con menores ingresos tienen la opción de cancelar dentro de los 90 días o solicitar facilidades de pago que se pueden extender hasta por 2 años.

En tres meses, es decir, septiembre, octubre y noviembre, se espera recaudar cerca de 600 millones de dólares, dinero que aliviará las necesidades de liquidez que tiene la caja fiscal.

La cifra puede cubrir el pago del decimotercer sueldo o aguinaldo navideño que se cancela en diciembre a los trabajadores públicos. El año pasado, el fisco destinó cerca de 555 millones de dólares para cumplir con este beneficio.

Para el presidente del Colegio de Economistas del Guayas, Larry Yumibanda, es complicado saber si el Gobierno podrá alcanzar su objetivo de recaudación con la remisión. Todo dependerá de los litigios que tengan las empresas con el SRI y analizarán el costo beneficio. “Las empresas cuando entran en litigio por lo general esperan ganar el litigio”, añade.

La otra vía que facilitará la nueva legislación para obtener más liquidez es la deuda.

La Ley de Fomento Productivo busca dar tranquilidad a tenedores deuda, como inversionistas, banca de inversión, organismos multilaterales, en caso de que decidan realizar nuevos préstamos y estos no sean considerados como ilegales por el Gobierno ecuatoriano, debido a que sobrepasaron el límite del 40 % respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

Luego de la aprobación de la Ley, los mercados internacionales no descartan una nueva emisión de bonos este año. Para cerrar 2018, al Gobierno aún le queda conseguir 5.620 millones de dólares, de los 11.700 millones en necesidades de financiamiento que se requieren para todo el año.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA