Colombia cree que el fusarium llegó de Venezuela

Ecuador sigue reforzando los controles fronterizos para evitar la llegada del hongo.

16 jul 2019 / 14:36

Medios de comunicación colombianos dan por sentado que el fusarium raza 4 (R4T), conocido también como mal de Panamá, está en La Guajira, mientras el vicepresidente del Ecuador, Otto Sonnenholzner, señaló que los 18 millones adicionales entregados al Ministerio de Agricultura, sirven para prevenir la llegada del hongo al país.

Ecuador, desde hace dos semanas comenzó el plan de prevención con la fumigación de camiones, carga, contenedores y con un mayor control a la gente que llega por vía terrestre desde el vecino país del norte.

El exministro de Agricultura ecuatoriano, Alfredo Saltos Guale, y el director ejecutivo de Acorbanec, Richard Salazar, habían advertido hace 15 días sobre la probabilidad de que la migración sea una posible vía de contagio, ya que no se hacía control alguno sobre la masa de gente que llega al país huyendo de la crisis venezolana.

En Colombia, el Ministerio de Agricultura, atiende el problema con expertos para saber por dónde ingresó el mal. La nación tiene unas 50 mil hectáreas y está la mayoría en Antioquia, Urabá.

Del predio no puede salir absolutamente nada. El hongo es un habitante del suelo, penetra por la raíz, señala Jaime Cárdenas López, subgerente de protección vegetal del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

El fusarium genera un marchitamiento en la planta, causando que se debilite y muera.

Andrés Valencia, ministro colombiano de Agricultura, señala: tenemos entendido que parte del personal que trabaja en esa finca bananera -son cuatro las afectadas- es un personal que es venezolano o era venezolano.

Y Venezuela está recibiendo maquinaria usada de China y si esta no ha sido limpiada adecuadamente seguramente pudo haber traído residuos de suelo de China, donde está presente en el fusarium raza 4.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA