FMI

El FMI, menos optimista de la economía del país

Para el organismo, el PIB de Ecuador crecerá este año 1,1 % y 0,7 % en 2019. El ingreso per cápita, entre los tres más bajos.

Quito /
10 oct 2018 / 00:00

Las proyecciones no son alentadoras. Al igual que el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo sus cifras de crecimiento de la economía ecuatoriana para 2018 y 2019.

Según Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) del FMI, el Producto Interno Bruto (PIB) de Ecuador crecería 1,1 % al finalizar este año y 0,7 % en 2019. En abril de este año, el Fondo calculó que crecería 2,5 % en 2018 y 2,2 % en 2019.

Pero no solo es Ecuador. El FMI revisó a la baja la cifra de crecimiento para todo el mundo. El organismo proyecta un crecimiento mundial de 3,7 % para 2018-2019; es decir, 0,2 puntos porcentuales menos que el pronóstico de abril.

El FMI pronostica que en el 2018, América Latina y el Caribe crecerán un 1,2 % en el 2018, una variación de -0,4 en relación a lo estimado en julio.

“Las proyecciones siguen siendo favorables en las economías emergentes de Asia y de Europa, con la excepción de Turquía, pero son anémicas en África subsahariana, América Latina y Oriente Medio”, dice el organismo multilateral.

Como consecuencia del poco estancamiento de la economía, el PIB per cápita medido a poder de paridad de compra (PPP, por sus cifras en inglés) de Ecuador tendrá un crecimiento escaso en los próximos seis años.

El PIB o ingreso per cápita es un indicador económico que mide la relación entre la rentabilidad de un país y su población. Para calcularlo, se divide el PIB del país para el número de habitantes.

¿Por qué es importante? La cifra suele utilizarse para medir el nivel de riqueza y bienestar en un país.

Por ejemplo, según el Fondo, en 2022, el PIB per cápita de Chile llegará a 30.000 dólares y será el primero de América del Sur en alcanzar ese hito. En cinco años, el indicador subiría más de 5.600 dólares.

Mientras que Ecuador se ubica dentro de las economías con peor desempeño, junto a Venezuela y Bolivia. En 2022, el ingreso per cápita del país llegaría a 12.660 dólares. En cinco años creció solo 927 dólares.

Para el analista económico José Orellana Giler un menor crecimiento del ingreso per cápita significa que la economía seguirá creciendo a un ritmo lento y eso es lo que quiere reflejar el FMI en sus proyecciones. Es decir, explica Orellana Giler, la economía ecuatoriana crece a un menor ritmo que su población.

“El país se ha estancado por estos años (...) Las ventas de las compañías dependen mucho del PIB per cápita”, apunta.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA