El Fashion Week, una vitrina para la joya nativa ecuatoriana

El talento de artesanas de Imbabura y Azuay se dará a conocer, por primera vez, en esta pasarela internacional de moda.

16 ago 2019 / 23:21

Ecuador, en el mundo de la moda, no solo busca darse a conocer por sus cotizados sombreros de paja toquilla o sus coloridos ponchos, sino por sus finos diseños de joyas nativas. Un primer e histórico intento se dará en septiembre, cuando el trabajo de 25 artesanos de Imbabura y Azuay sea exhibido, por primera vez, en el Fashion Week de Nueva York.

El canal de exhibición será Wallqa Fashion Artisanal Lab, la primera plataforma de moda ecuatoriana que busca difundir estos accesorios hechos a mano, mentalizados por un staff de diseñadores locales como Andrea Tello y The Designers Society, junto a Glenkora Comte, y Nathalie Cely.

El proyecto tiene sus inicios en el 2017, año en la que nace la marca Wallqa, que quichua significa collar. Esto, fruto de la visión empresarial que tuvo Nathalie Cely, mientras se desempeñaba como Embajadora de Ecuador en Estados Unidos. Fue una época, cuenta, en la que si bien se dedicó a promocionar productos tradicionales de Ecuador como el camarón y el chocolate, vio también que había una oportunidad de venta para las artesanías. No obstante, existía un problema: “no teníamos un producto que mezcle todo el arte y la cultura ecuatoriana. Las joyas tenían un mal acabado de metal, sin colores adecuados y una presentación especial”.

Fue entonces, cuenta, cuando se desafío a la tarea de cambiar esta realidad seleccionando el trabajo de las mejores artesanas del país para, con la ayuda de reconocidos diseñadores, reinventar la oferta de estas joyas, hoy activo principal de esta plataforma.

El The Society Fashion Week, se realizará del 5 al 8 de septiembre, reunirá a más de 100 creativos de diferentes partes del mundo, congregando a compradores nacionales e internacionales y público en general.

La colección que se presentará en Nueva York, creada con prácticas éticas y amigables con el medio ambiente, destacará por sus bordados de mullos pintados a mano, cristales, semillas y otros materiales nativos, como la filigrana cuencana.

Estos accesorios, cuya elaboración a mano puede demandar de hasta 3 días, llegan a tener un valor que fluctúa entre los $ 160 y $ 170 en el mercado local, pero que puede llegar a cotizarse hasta los $ 250 en tiendas norteamericanas.

Luego del Fashion Week los retos, dice Cely, no acaban. La idea es seguir fortaleciendo esta plataforma con la inclusión de más artesanos y diseñadores. “La idea es que sea un espacio donde el mundo de la moda se pueda encontrar, que potenciemos una sola marca que evidenciará el trabajo de cientos de personas”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA