Beatriz Marulanda: “Ecuador fue líder, pero Colombia lo superó en microcréditos”

Entrevista con Beatriz Marulanda, socia de la consultora colombiana Marulanda & Consultores.

21 ago 2019 / 00:01

Es colombiana, pero tiene más de 15 años conociendo de cerca el mercado financiero de Ecuador. Beatriz Marulanda dice que viene estudiándolo desde la época en que el país era un referente en la región en la entrega de microcréditos, un liderazgo que fue perdiendo con el tiempo y que hoy le resta competitividad al país.

- ¿Cómo ha venido evolucionando el mercado crediticio del país? ¿Qué etapas han venido marcando este proceso?

- Hace más de una década teníamos pocos indicadores, pero lo que sí se sabía era que en los 90, aún después de la crisis, los países de la región veníamos a aprender de las financieras ecuatorianas, de cómo lograr entregar créditos chiquititos, el que llegaba a los segmentos más bajos, el que podía atender comunidades rurales con mecanismos de crédito grupal; no obstante, luego de este estudio que hemos hecho, tenemos un diagnóstico diferente. Lo que encontramos hoy es que mucho de eso tristemente ha desaparecido.

- Es decir, fuimos pioneros, pero se abandonó esa estrategia...

- Más que abandonarla, nosotros entendemos que eso se ha dado por diferentes razones que han hecho que a las entidades financieras se les haga complicado atender los segmentos más bajos y que se vayan saliendo de ese mercado. Y eso es preocupante, porque con ello no se está trabajando lo suficiente en inclusión financiera, la herramienta que hoy permite formalizar la economía de un país, y aportar en su crecimiento.

- ¿Cuál es el crédito promedio de desembolso?

- Hoy en día, Colombia está con montos de un 50 % menos del crédito promedio que se da en Ecuador. Mientras los bancos colombianos tienen un desembolso promedio de $ 1.700 para microcrédito, las cooperativas, un desembolso de $ 1.500 y las ONG, de $ 900; en Ecuador, Banecuador está por los $ 4.500, los bancos están en los $ 3.200 y las cooperativas en $ 8.000. En Perú encontramos, en cambio, un agregado promedio de $ 1.200.

- ¿Por qué eso cambió?

- Nuestro diagnóstico es que esto empezó a darse desde el momento en que se empezó a imponer techos a las tasas de interés que cobra el sistema bancario. Un crédito que llega a segmentos más informales de la economía donde hay que ir a buscar la información, ir a la tienda, o al pequeño comercio, esta termina siendo muy costosa. Lamentablemente cuando (de manera generalizada) le pones techos a las tasas, eso motiva a que cada entidad financiera se suba y trate de colocar un crédito promedio y que se le haga difícil originar préstamos que están por debajo de los $ 2.000, 3.000 dólares.

- En Colombia, ¿ cuál es el sistema para fijar las tasas?

- No existe techo. En Colombia se fija las tasas a través del comportamiento del mercado. Tampoco lo tienen países como México o Perú.

- ¿Hay medidas para enfrentar un abuso en el cobro?

- A diferencia de México, nosotros tenemos una figura que penaliza el delito de usura, si alguien presta a una y media tasa el promedio del mercado incurre en delito de usura. Es el mercado el que de alguna manera regula los precios.

- ¿No estamos haciendo bien la tarea en inclusión financiera?

- Están perdiendo oportunidades de utilizar el sector financiero como un aliado para combatir la informalidad y la pobreza. Pero hay que entender que la inclusión financiera no solo encierra crédito, va desde el acceso a un pago, a que una persona pueda tener una cuenta de ahorros, una cuenta transaccional, un crédito de consumo o crédito productivo. Algo que en Colombia se está logrando.

- ¿Qué se está haciendo en Colombia, por ejemplo?

- Si uno pide taxi, lo hace por una aplicación creada por una Fintech, se paga con tarjeta, el dinero llega a la cuenta de ahorro del taxista, que incluso hoy le sirve como historial crediticio para poder adquirir pequeños créditos y a corto plazo. La idea es eso, que el esquema de inclusión pueda generar todo un encadenamiento.

- ¿Cambiar el sistema de fijación de tasas es la única alternativa?

- Lo que estamos proponiendo es que se debería formular una estrategia, eso significa empaquetar y tener un montón de instrumentos, uno de los cuales es desarrollar un marco de regulación adecuado que no solo es quitar el control de precios es mirar la carga normativa, quitar requisitos que no son necesarios.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA