El clima político habla de “opacidad” del BCE pero sin ser alarmista

El Banco Central sigue sin explicar los motivos del retraso con el PIB

15 jul 2016 / 00:00

    La reacción política al silencio del Banco Central se ha vuelto contra la gestión del Gobierno. Es muestra de una opacidad que ahora alcanza a las cifras sobre el Producto Interno Bruto del primer trimestre y que no contribuye por la desconfianza que genera, según los pronunciamientos recogidos ayer por EXPRESO.

    Ante un retraso de 15 días en la publicación de las cuentas nacionales trimestrales, este Diario volvió a consultar a la institución responsable, el BCE, sobre los motivos de la demora y sobre la fecha prevista para conocer el comportamiento de ese indicador que mide el desempeño de la economía.

    La respuesta de ayer fue similar a la del martes. “Estamos pendientes de su solicitud para poder dar la respuesta”, indicó por correo electrónico el departamento de Comunicación del BCE, institución que suele ser puntual a la hora de cumplir el detallado calendario estadístico que se fija anualmente y en el que se indica incluso el día concreto de la semana que corresponde al 30 de junio (jueves). El Ministerio de Finanzas, a quien se trasladó también la cuestión inicialmente, aún no ha respondido por correo ni por teléfono.

    La ausencia de estadísticas que indiquen si la economía se ha deteriorado más o ha mejorado entre enero y marzo de este año es la manera que tiene el Gobierno de aplazar, según Guillermo Lasso, candidato de CREO a la presidencia, un juicio político o análisis sobre su gestión económica en un contexto de crisis. “No hay forma de hacer un análisis objetivo porque las cifras no son confiables”, dijo Lasso tras apostillar que ahora el Gobierno también controla al Banco Central.

    Los analistas de estadísticas y números ya cuestionaban ayer esta demora en la publicación y auguraban malos resultados. Hoy, el pronunciamiento político va por la desconfianza. “Es muy grave de cara al exterior. Subirá el riesgo país y con ello el costo del dinero, en un momento donde el país requiere de créditos internacionales”, añade el legislador, también de CREO, Patricio Donoso.

    Pero el asambleísta de Alianza PAÍS por Guayas, Christian Viteri, que esta semana cuestionaba duramente las atribuciones de la Superintendencia de Comunicación, achaca este clima de incertidumbre a los mismos analistas económicos que suelen pedir confianza. Con sus elucubraciones y con sus presagios de que el PIB decrecerá, dijo, “generan desconfianza e incertidumbre”. De ahí, que Viteri proponga darle más relevancia a noticias positivas como que la Asociación de Bancos Privados del Ecuador prevea -también recogido ayer en EXPRESO- entregar más de 10.000 millones en créditos y buena parte se destine al sector productivo. SE

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    TAGS:
    A LA CARTA