Viteri va por la renegociación de la deuda

Las acciones incluyen “sentarse a la mesa con China” y se piensa en alguna posibilidad para los bonos. Subida de aranceles durará 1 año.

Quito /
04 abr 2018 / 00:00

“Yo voy a entrar a un manejo de pasivos integral”. El plan económico del presidente Lenín Moreno incluye una estrategia para manejar la deuda pública.

Este fue uno de los anuncios que realizó la mañana de ayer, la ministra de Economía y Finanzas, María Elsa Viteri, en su primera rueda de prensa para explicar parte de las medidas económicas anunciadas el pasado lunes por el mandatario.

En este aspecto, una de las principales opciones que se barajan es renegociar la deuda con el principal acreedor de Ecuador: China. “Hay que sentarse en la mesa para negociar con uno de nuestros mayores acreedores que es China”, aseguró la ministra.

La titular de la cartera de Economía y Finanzas aseguró que “la deuda comercial (adquirida por medio de bonos soberanos) tiene poco margen de maniobra”. Sin embargo, sostuvo que la estrategia en este rubro “debe ser mucho más pulida (...) y analítica”.

Ante esta revisión de la deuda pública, Viteri no descartó la posibilidad de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) u otros multilaterales para conseguir financiamiento en mejores condiciones, es decir, con menores tasas de interés y mayores plazos de pago.

De hecho, dentro de una de las políticas que impulsarán las autoridades económicas es establecer una mejor relación con los multilaterales en pos de aumentar los topes de financiamiento que estos actualmente ofrecen a Ecuador.

Viteri aprovechó el conversatorio con los medios para rechazar las críticas de analistas económicos que la señalan como la responsable de que el financiamiento para Ecuador se haya encarecido, debido a la moratoria de la deuda que realizó en 2008, durante el Gobierno de Rafael Correa.

“Jamás Ecuador ha hecho nada unilateralmente, siempre lo ha hecho respetando las condiciones del mercado”, añadió la funcionaria.

Otro de los puntos por resolver es el límite de endeudamiento que el Código de Planificación y Finanzas Públicas establece en el 40 % del Producto Interno Bruto (PIB).

La Contraloría asegura que se sobrepasó el límite a finales de 2016. Incluso, en los cálculos oficiales vigentes, la deuda consolidada, que excluye los montos que se deben a entidades públicas, como Seguridad Social o la Corporación Financiera Nacional (CFN), ya se llega al límite legal.

Por esta razón, el Gobierno, dijo Viteri analiza los mecanismos para adquirir más deuda no sea un problema.

Una de las alternativas es una etapa de transición. Es decir, durante un tiempo permitir que se sobrepase el límite establecido de endeudamiento para recuperar el equilibrio de las finanzas públicas. Cuando se regrese a la estabilidad, dijo Viteri, se deben definir con claridad los conceptos de deuda y establecer los parámetros “objetivamente y con seriedad”.

Al Gobierno todavía le falta conseguir $ 4.500 millones de deuda para cumplir con lo planificado en la proforma 2018, dijo la ministra y, hasta el momento, ya han identificado las fuentes de financiamiento.

Viteri ayer detalló aspectos referentes al manejo fiscal, que apunta a bajar el déficit actual de 5,64 % a 2,47 % en 2021.

El Gobierno busca ser más “eficiente” y recaudar más. Con las medidas adoptadas por el Servicio de Rentas Internas (SRI) y Aduana, se espera obtener $ 1.663 millones. De esa cantidad, $ 903 millones irán para financiar gasto corriente, es decir, sueldos, pagos operativos del Gobierno, entre otros. Los aranceles esperan dejar $ 288 millones y se tiene previsto que esta medida rija un año.

La ministra Viteri explicó que las medidas referentes a la optimización del gasto público se darán a conocer el próximo martes, en el Palacio de Gobierno. Mientras que el plan de inversiones se expondrá el martes 17 de abril.

Los contrastes de la gestión de cada gobierno

En el Gobierno de Correa

- Durante el Gobierno de Correa se creó una Auditoría Integral de la Deuda Externa. Luego de ese proceso, Ecuador declaró en moratoria técnica algunos tramos de deuda adquirida por bonos. El Gobierno de Correa buscó financiarse con deuda de China y volvió a emitir bonos en 2014, con tasas entre 7 y 10 %.

- Durante la primera administración de Correa incrementó la inversión pública en alrededor del 341 %, respecto al período de Gobierno anterior (2002-2006). Mientras que en el segundo periodo creció solamente 29 %. Este gasto fue sostenido gracias a un precio del petróleo que fluctuó sobre los $ 100 el barril.

- La caída del precio de petróleo y el excesivo gasto público, llevó al Gobierno de Rafael Correa a imponer una fuerte política de salvaguardias a los productos importados. Desde marzo del 2015 se aplicaron tasas de hasta 45 % que se fueron desmontando hasta junio del 2017. Eso generó pérdidas al comercio.

- La actual fórmula para calcular el Anticipo del Impuesto a la Renta y el polémico Impuesto a la Salida de Divisas nacieron en la gestión del anterior Gobierno. Correa se negó a eliminarlos, alegando que servían de herramientas para mermar la evasión de impuestos y la salida de dólares del país.

- Alegando que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social gozaba de superávit, Correa decidió eliminar el 40 % del aporte estatal a las pensiones jubilares. Bajo la motivación de imponer una solidaridad contributiva, el anterior Gobierno dispuso también establecer un techo al pago de utilidades. Ese dinero financiaba la pensión de amas de casa.

En el Gobierno de Moreno

- Desde que inició su Gobierno, el mandatario anunció que cumplirá con sus compromisos adquiridos. La Contraloría revisa cómo se contrató la deuda en el Gobierno anterior, pero se asegura que no se busca incumplir con pagos. La ministra Viteri busca manejar la deuda y se habla de negociar con acreedores.

- Moreno ha hablado, desde que inició su mandato, de medidas de austeridad. Pese a que se ha reducido el gasto de inversión (obra pública), el gasto en sueldos ha subido entre 2017 y 2018. Moreno busca ahora reacomodar el Estado. Las primeras medidas pasan por cerrar empresas públicas como Fabrec, Enfarma, entre otras.

- Tras el levantamiento de las salvaguardias, las importaciones crecieron un 22 % el año pasado. Esa mayor compra de productos extranjeros, que incentiva la salida de divisas, es la principal excusa que hoy tiene el actual Gobierno para imponer aranceles a los productos y bienes que vienen de otros países.

- La aplicación de ambos impuestos han generado rechazo en la clase empresarial, que denuncia caer en un problema de iliquidez a la hora de pagarlos. El presidente Lenín Moreno ha accedido al pedido de eliminar estos impuestos. Se acabará con el anticipo en el 2019; el ISD, cuando haya mejoras en las balanza de pagos privada.

- Aunque no hayan estado contemplados en el plan económico, estas dos medidas fueron revertidas en el régimen del presidente Moreno. A través de un fallo de la Corte Constitucional, se obligó al Estado a devolver los aportes de los jubilados y a que se elimine el techo de los 24 salarios básicos en utilidades.

Las cifras

- $ 49.602 millones es el monto de la suma de la deuda interna y externa, a enero de 2018, según el Ministerio de Finanzas.

- 341 por ciento creció la inversión pública durante la primera administración de Rafael Correa. En la segunda subió 29 %.

- 400 subpartidas. Esa es la suma de los tipos de productos a los que se incrementaría su arancel, según se dijo en junio del 2017.

- $ 1.097 millones fue la cantidad que el Estado recaudó el año pasado por concepto del Impuesto a la Salida de Divisas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA