Riesgo soberano, el bozal para la banca extranjera

La Junta de Política Monetaria reduce exigencias a entidades del exterior. El Gobierno busca promover más competencia.

Quito /
07 feb 2019 / 00:00

El Gobierno busca mejorar las condiciones para que sucursales de bancos extranjeros desembarquen en Ecuador, mientras el país encarniza una batalla entre quienes critican el pago de intereses en tarjetas después del monto del pago mínimo y el pago de interés el día de pago con el plástico.

El régimen redujo las exigencias en caso de que una entidad financiera internacional decida abrir una oficina en el país. El objetivo es promover la competencia en el sistema financiero ecuatoriano, dice la resolución de la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera, suscrita a finales de 2018 y que está vigente desde el pasado 21 de enero.

El analista económico José Orellana Giler sostiene que “para ser exhaustivos hay que considerar que los mejores clientes corporativos y personas naturales son ya clientes de bancos de afuera”. Hay nichos de mercado que atraen firmas de afuera, como microcrédito. El país no crece desde el 2014 y sus proyecciones no son alentadoras.

La resolución modifica tres aspectos. El primero: establece que el banco que busque una autorización para operar una sucursal u oficina de representación debe tener calificación de por lo menos ‘BB’.

Antes de la reforma, se necesitaba una calificación por lo menos ‘BBB’.

El segundo, tiene que ver con el patrimonio. Se exige una suficiencia de patrimonio técnico de acuerdo con las normas aplicables para las entidades controladas por la Superintendencia de Bancos, al menos, durante el último mes previo a la fecha de presentación de la solicitud.

Anteriormente, se requería cumplir con los mismos niveles de suficiencia de patrimonio técnico durante los últimos tres meses consecutivos previos a la fecha de presentación de la solicitud para poder operar.

Se amplía de tres a seis meses el plazo en el que la sucursal de la entidad extranjera debe presentar a la Superintendencia la certificación expedida por el organismo estatal correspondiente sobre el cumplimiento de las medidas de seguridad mínimas para personas, bienes y otros.

Miguel Ricaurte, economista jefe para la Región Andina del banco brasileño Itaú, asegura que si bien la medida va en la dirección correcta, espera que sea planificada. Explica que bancos extranjeros no están en el país no solo porque la normativa es restrictiva, sino también porque el riesgo soberano es elevado y eso hace poco atractivo al mercado nacional. Añade que la incursión de bancos internacionales en países de la región se ha ejecutado a través de la compra de entidades locales, porque crecer de cero es difícil para los bancos.

El mercado de valores

Para hacer más atractivo al sistema financiero nacional, dice Clermont Muñoz, académico especializado en banca y finanzas corporativas de la Espae (Escuela de Negocios de la Espol), también se debe desarrollar el mercado de valores.

Para que bancos internacionales ingresen al país también se necesita un mercado de valores que brinde facilidades para la inversión y ofrecimiento de títulos y otros instrumentos financieros.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA