Moody’s revisará la calificación de ‘bonos basura’ de Ecuador

Una de las tres calificadoras de riesgo más importantes del mundo evaluará la situación económica en noviembre. Le preocupa falta de liquidez del Gobierno.

Quito /
23 oct 2018 / 00:00

Un examen a la gestión del ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez. El próximo mes, la economía ecuatoriana será evaluada por la agencia calificadora de riesgo Moody’s, una de las tres más importantes del mundo.

Cada dos años, la entidad debe tomar una decisión sobre la calificación de la deuda y en noviembre ya se cumple ese plazo para Ecuador, confirmó a EXPRESO desde Nueva York el vicepresidente adjunto de Moody’s, Renzo Merino.

La calificación de riesgo mide las posibilidades de un país para hacer frente a su deuda reflejando su capacidad de pago, su riesgo de quiebra o de caer en insolvencia. La nota impacta en la tasa de interés a la hora de conseguir deuda.

Actualmente, la calificación de Moody’s para Ecuador es B3, que en los mercados se considera como ‘bonos basura’. Esa nota puede bajar, subir, mantenerse o solo cambiar la perspectiva, que actualmente es estable, explicó Merino.

¿Cuál es el factor que actualmente más preocupa a Moody’s? Merino sostiene que el riesgo de liquidez del Gobierno les inquieta. Todavía hay incógnitas sobre 2019 y los siguientes años en los que existen vencimientos de bonos, es decir fuertes pagos sobre los 1.000 millones de dólares para finiquitar esos créditos.

La Proforma 2019 será determinante para Moody’s, sobre todo cómo conseguirá financiamiento para cubrir el hueco fiscal.

Para Santiago Mosquera, profesor de la USFQ Business School, Moodys no subirá la calificación de la deuda ecuatoriana en esta ocasión.

“Si bien las políticas implementadas van en la dirección correcta, los montos, las cifras no muestran esa mejora sustancial por el lado del ingreso y la reducción del gasto”, asegura Mosquera.

En ese mismo sentido, el analista, que trabajó para la calificadora de riesgos Fitch, cree que tampoco hay una razón para que se baje la nota a Ecuador. En caso de que se rebaje la calificación, a Ecuador le correspondería triple C, que indica un ‘default’ probable o impago de deuda.

El catedrático es optimista y cree que Moody’s, si bien no subirá la nota, mejorará la perspectiva debido a los avances que se han hecho en la reducción del déficit fiscal.

En agosto, la calificadora Fitch rebajó la nota de la agencia ecuatoriana desde B con perspectiva negativa a B- con perspectiva estable.

Martínez la semana pasada dijo en la Asamblea que se trabaja en la monetización de activos públicos y la optimización de empresas públicas para obtener más recursos para la caja fiscal. Mientras que el viernes pasado, en un evento en Daule, señaló que se trabaja en el reglamento a la Ley de Fomento Productivo para incentivar las inversiones en el país.

A la espera de resultados del Artículo IV

Para Merino, si bien es incierto aún un posible acuerdo entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI), este podría comenzar a trabajarse luego de que se divulguen los resultados de la consulta del Artículo IV, el estudio anual que elabora el organismo a sus países socios y que se realizó en julio a Ecuador. El Ministerio de Economía y Finanzas informó que el reporte se encuentra en proceso de análisis y aprobación por parte del FMI. EXPRESO conoció que podría ser divulgado entre noviembre y diciembre.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA