La banca de inversión saca de apuros al país

Otra vez, para obtener un crédito de 500 millones de dólares, se debió dar una cuantiosa garantía. Hay dudas sobre 2019.

Quito /
08 nov 2018 / 00:01

El Gobierno se las ingenia para terminar 2018. El pasado miércoles, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que consiguió 1.185 millones de dólares a través de cinco créditos.

El mayor prestamista de los recursos frescos, cuyo desembolso ya ingresó el 31 de octubre a ‘la billetera’ del Estado, es Credit Suisse. La multinacional financiera le prestó a Ecuador 500 millones de dólares.

En términos generales, para conseguir el financiamiento, el MEF debió entregar bonos por un valor de 1.250 millones de dólares como garantía o colateral, en el lenguaje financiero.

Ecuador deberá pagar los 500 millones de dólares en cuatro años y medio, con una tasa de interés variable del 5,65 %.

Si al finalizar la operación Ecuador está en condiciones de pagar en efectivo los 500 millones de dólares, recuperará los papeles que entregó.

Los bonos no se contabilizarán en la deuda externa porque al operar como colateral (garantía) son considerados un contingente. A la deuda pública únicamente se sumarán los 500 millones de dólares.

No es la primera vez que Ecuador realiza este tipo de operaciones. En agosto efectuó una transacción similar, pero con el banco Goldman Sachs.

¿Pero por qué Ecuador recurre a este tipo de créditos? Para el país conseguir financiamiento a través de la emisión de bonos es complicado, por ahora, por las altas tasas de interés y el poco apetito por parte de inversionistas, asegura Edwin Gutiérrez, director de deuda soberana de mercados emergentes en Aberdeen, en Londres (Inglaterra), un fondo de inversión que ha comprado bonos ecuatorianos.

Si para Ecuador fue complicado conseguir financiamiento este año, el 2019 se vuelve una gran interrogante para inversionistas y analistas consultados por EXPRESO.

El próximo año, según la proforma 2019, se requerirán 8.200 millones en financiamiento para cubrir el déficit fiscal y otros proyectos, es decir, el hueco de recursos que se genera debido a que los ingresos no alcanzan a cubrir los gastos.

En su último reporte sobre Ecuador, The Economist Intelligence Unit (EIU), la unidad de análisis financiero de la publicación británica, señala que se requiere un recorte mayor en el gasto corriente si el Gobierno quiere acceder a los mercados de capital para conseguir financiamiento el próximo año y en 2020. “Creemos que el Ministerio de Finanzas cambiará la dirección de la política después de las elecciones locales en marzo de 2019, y allanará el camino para un programa de financiamiento del FMI”, dice EIU.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA