El tamaño de la industria define el alza del diésel

El Gobierno fijó dos tipos de alza: para industriales grandes y artesanos. La flota atunera, la más grande, pagará un 31 % más.

11 sep 2018 / 00:00

Luego de tres semanas de ardua negociación con representantes de sectores productivos, el Gobierno dio a conocer ayer el incremento de precios que se aplicará al diésel industrial, como estrategia para poder reducir el nivel de subsidios. Este, según se indicó, se aplicará de acuerdo con el tamaño del negocio y de la flota pesquera.

El primer acuerdo de precios se fijó con las industrias más grandes. Se lo hizo el viernes pasado entre representantes del sector atunero y el secretario de la Presidencia, Eduardo Jurado. Según la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), el costo base del galón se elevará de $ 0,80 a $ 1,05 (es decir, un 31 % más). Entre los sectores que pagarían este valor está la flota atunera. Este aumento, dice Rafael Trujillo, director de la CNP, fue aceptado por el sector ante la pretensión inicial del Gobierno de querer elevar el precio a niveles del mercado internacional ($ 2,20). “Lo que se ha buscado es que el impacto sea el menor posible, pero tampoco es que la gente esté feliz por este aumento, porque el costo para la flota va a ser importante y los efectos irán de acuerdo con ese porcentaje”.

El sector advierte que esta nueva alza afectará la estructura de costo, que en un 20 % está conformada por el combustible que utilizan en sus labores de pesca. Esto, afirman, encarecerá el producto local y lo seguirá haciendo menos competitivo frente al producto de naciones asiáticas.

Se prevé que el incremento que tendrán que enfrentar las industrias más pequeñas sea menor. Ayer por la tarde el Gobierno se disponía a dar detalles de esta medida, pero hasta el cierre de esta edición no se generó información. No obstante, más temprano, Jurado confirmó a EXPRESO que en este último grupo estarán los artesanales, divididos en siete subsectores: entre ellos la flota de pelágicos pequeños, chinchorrera y de arrastre.

En un escenario de ahorro fiscal, el pasado 21 de agosto el Gobierno anunció un plan de ajuste económico, que incluye un aumento del valor por galón de la gasolina súper y una revisión del subsidio del diésel industrial.

La semana pasada Jurado explicó que el aumento se llevará a cabo de forma gradual y que el mismo se iría ajustando hasta alcanzar la tarifa internacional de este combustible. No obstante, este anuncio generó el rechazo del sector pesquero y camaronero, y con ello la dificultad posterior de establecer los nuevos precios. El temor ahora es que el Gobierno continúe con la intención de seguir elevando los valores, una posibilidad que ha quedado abierta en las mesas de diálogo.

Los posibles nuevos incrementos, dijo, “no se pueden anticipar, se trata de un tema de política económica y eso será analizado más adelante”, manifestó Jurado, quien añadió que, por lo pronto, el compromiso que existe es que el alza se realizará según los sectores.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA