Malestar por menos hipotecarios del Biess

Una merma en el porcentaje de financiamiento mantiene en vilo a compradores. Más de 10.000 personas, entre los afectados.

14 may 2019 / 00:01

Israel y su esposa debieron esperar 8 meses para poder completar $ 18.000 y con ello pagar la entrada de su primera casa. Pero cuando creyeron haberlo conseguido, el trámite se paralizó. Un cambio de reglas en el porcentaje de financiamiento que otorga el Biess, hoy les impide cubrir el costo total de su vivienda.

No es el único. Como él existen 10.000 casos de personas que, en meses anteriores, si bien fueron precalificados por el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) para recibir hasta el 100 % de financiamiento, en estos días, tras una calificación final, no están recibiendo el capital que esperaban.

En una reforma a su manual de crédito emitida el pasado 24 de abril, la banca estatal dispuso que el monto de financiamiento para las casas valoradas en menos de $ 100.000 ya no será del 100 %, sino del 85 %, como una medida para evitar el sobreendeudamiento de sus clientes.

No obstante, el cambio genera incertidumbre. “Fue una noticia que nos cayó como agua fría”, dice Israel, quien cree que de no llegar a un acuerdo con el Biess, este cambio le significaría desembolsar $ 10.000 más de entrada (dinero que no tiene) o renunciar a 8 meses de trámites y tener que pagar además una penalidad a la inmobiliaria, previo a recuperar su dinero.

Si bien la norma ya rige, el Biess ha puesto 6 meses de plazo para terminar de implementarlo. No obstante, su vigencia preocupa a la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador (Apive) que no solo teme por la paralización del trámite de las 10.000 cartas de compra venta que se firmaron hasta la semana pasada, sino por un nuevo “frenazo” a la inversión del sector. “Cuando el inversionista sabe que en 6 meses ya no va a tener el mismo cupo de crédito, significa que las empresas van a invertir menos porque saben que habrá menos mercado: menos demanda calificada, menos capacidad de pago”, dice Jaime Rumbea, presidente del gremio.

EXPRESO envió ayer un pedido de información al Departamento de Comunicación del banco, pero no hubo respuesta. La institución, hasta el momento, ha atribuido esta reforma a un intento de evitar un sobreendeudamiento del sector, cuya tasa hoy está en el 6,8 %.

Una justificación que es cuestionada por Rumbea. “Qué carácter técnico puede tener, el tener como causalidad la mora, si esta está concentrada en los rangos altos de precios, en la segunda vivienda, en los terrenos”, y no en las viviendas de menor costo, el mercado ahora se estaría afectando, se pregunta.

A su parecer, el Biess debería perfeccionar su gestión de cobranzas y revisar su planificación de colocación de crédito, sin que afecte la dinámica del sector. En el 2018, según datos del Banco Central, el Biess entregó $ 769 millones de hipotecarios, un 38,8 % del total emitido ese año. Una participación menor si se la compara con la de hace 5 años (67 %).

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA