Marcha atrás en el cobro de intereses en tarjetas de crédito

El secretario de Comunicación, Andrés Michelena, asegura que se revisará “inmediatamente” la medida. Los bancos dicen que es una “mala señal”.

05 feb 2019 / 00:01

Malestar y preocupación. La resolución de la Junta de Política Monetaria y Financiera, que establece un nuevo cálculo de intereses por los pagos mínimos o parciales de deudas con tarjeta de crédito, causó revuelo en redes sociales en días pasados y el malestar llegó a la Asamblea e hizo que el Gobierno anuncie que se revisará la medida.

Ayer, legisladores de diferentes bancadas y el secretario de Comunicación de la Presidencia, Andrés Michelena, se pronunciaron sobre esta medida que rige desde noviembre del año pasado.

Michelena señaló ayer, durante un recorrido en Manta (Manabí) que el presidente de la República, Lenín Moreno, ha pedido que se revise de manera inmediata la medida. “El ciudadano no tendrá que pagar más que lo que es justo. El presidente ha pedido que hoy tarde se reúnan de manera urgente”, añadió el funcionario.

Retroceder es una mala señal aseguró Julio José Prado, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca). Prado sostuvo que la medida busca corregir un error técnico. “No caigamos en cambios y presiones más bien de índole política”, dijo Prado y añadió que la medida también busca la prudencia en los usuarios a la hora de endeudarse.

Previo al anuncio de Michelena, durante la mañana, los asambleístas estaban de acuerdo en que las autoridades de la Junta Bancaria deban explicar cuáles fueron las causas para implementar la medida.

Del otro lado, el Gobierno se defendía. Marcos López, delegado del presidente ante la Junta de Política Monetaria y Financiera, aseguró a EXPRESO que la resolución busca corregir un “error técnico” que estableció la resolución de 2016.

“Técnicamente un crédito genera interés. Y el crédito genera intereses desde el momento que se desembolsa”, sostuvo el funcionario en horas de la mañana de ayer.

López aclaró que el nuevo cálculo afecta a los nuevos consumos y no a todo el saldo que el usuario adeuda por el uso de tarjeta de crédito.

“Usted compra con la tarjeta porque no tiene plata y si no tiene plata yo le estoy dando un crédito. Yo le pago al establecimiento el día mismo. Por lo tanto, usted está usando la plata de los depositantes a partir del día que consumió”, sostuvo la mañana de ayer López.

Sobre la difusión de la medida, López sostuvo que, al igual que las otras resoluciones, se subió a la página web de la Junta y recalcó nuevamente que rige para los consumos que se han realizado en este año.

El asambleísta por el Partido Social Cristiano (PSC) Henry Cucalón aseguró ayer que hará una solicitud de información a las autoridades de la Junta Bancaria para que expliquen “cuál es la fundamentación de la toma de esta decisión que puede perjudicar a los clientes”.

“Llama mucho la atención de cuál es la lógica en que se va a cobrar los intereses desde el momento en que se incurre en el uso de la tarjeta y no al final (...) haríamos que en una Comisión Permanente comparezcan y expliquen, la ciudadanía está preocupada y me sumo a esa preocupación”, añadió el legislador del PSC.

Para el asambleísta de Creando Oportunidades (CREO), Patricio Donoso, es “un poquito duro para la ciudadanía, que a partir de este año, se incremente los retrasos de un día o dos días en las tarjetas de crédito, y creo que hay que recapacitar en este tema porque vivimos en una crisis que golpea a la gente”.

Marcos López

Representante ante la Junta monetaria

“Buscamos corregir un error”

¿Por qué decidieron emitir la resolución?

Es el dinero de los depositantes el que se usa para dar créditos. Lo segundo, técnicamente (...) tienen que ver las cosas desde el punto de vista técnico. Técnicamente un crédito genera intereses. Y el crédito genera intereses desde el momento que se desembolsa el dinero (...) Quien entrega el dinero tiene derecho a cobrar intereses.

¿No han considerado que eso puede ser perjudicial para el consumo?

El tema del consumo es bueno en tanto los productos consumidos tengan una gran cantidad de agregado nacional. Pero si el consumo es dirigido solamente para comprar bienes importados y generalmente los créditos de consumo están orientados a eso (...) eso hace que salgan divisas del país.

¿Entonces se buscaba restringir el consumo?

No. Los montos que se transan mensualmente que aumentan los saldos de las tarjetas de crédito es marginal. No es que estamos buscando frenar el crédito. Se está buscando corregir un error técnico (...) Se quiere buscar un recorrido político buscando efectos que no tienen en la magnitud.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA