Agencia Moody’s: El perfil de la deuda ecuatoriana en la próxima década aún es exigente

La multinacional prevé que la economía ecuatoriana decrecerá 0,2 %.

Quito /
24 jun 2019 / 18:19

La agencia calificadora Moody’s, una de las tres más importantes del mundo, emitió este 21 de junio un análisis del reciente reperfilamiento de un tramo de la deuda ecuatoriana en bonos, que, en términos generales, implicó cambiar la deuda que se debía pagar el próximo año por otra que se debe cancelar en 2029.

El pasado 17 de junio Ecuador confirmó la recompra de $ 1.175,37 millones en bonos 2020, gracias a la colocación de $ 1.125 millones de bonos 2029 la semana anterior. Con ello, dice el Gobierno, el ‘stock’ de la deuda del país logró reducirse en $ 50,37 millones.

Según Moody´s, la recompra de bonos del 2020 por parte del Gobierno de Ecuador elimina el riesgo de reinversión y liquidez a corto plazo. La operación de manejo de pasivos es positiva para el crédito.

De acuerdo a la agencia calificadora, la operación alivia varios de los factores, incluido el acceso limitado a los mercados y la capacidad del Gobierno para realizar el pago de los bonos de 2020, que figuraron en su cambio, en diciembre de 2018, de su perspectiva de calificación de B estable a negativa. Y lo más importante, eliminó la incertidumbre sobre cómo el Gobierno iba a financiar su pago de 2020.

El riesgo de mercado percibido de Ecuador había empeorado significativamente hasta 2018, según Moody´s con un margen de riesgo país que se amplió a más de 800 puntos básicos al cierre de 2018. Aunque aún es alto en alrededor de 600 puntos básicos, el margen más estrecho denota un mejor acceso al mercado luego del anuncio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en febrero de 2019.

Sin embargo, el perfil de vencimiento de la deuda en la próxima década aún es exigente. El gobierno tiene $ 15.400 millones (14,2% del Producto Interno Bruto) en pagos de amortización que vencen en los próximos 10 años, con el próximo pago de $ 2.4 mil millones en 2022.

Además, según la firma multinacional, el Gobierno está al comienzo de un riguroso programa de tres años del FMI que conducirá a un débil crecimiento económico este año. El Gobierno ecuatoriano tiene una agenda de reformas que incluyen cambios en el sistema tributario y la regulación del mercado laboral.

La agencia prevé que la actividad económica se contraiga 0,2% en 2019, dado que el Gobierno pretende continuar en el camino del ajuste fiscal sustancial bajo el programa del FMI. En 2020, pronosticamos que el PIB volverá a crecer (0,5%), debido a que la mayor parte del ajuste se realizará este año.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA