El skateboarding Tricolor no llegará a Tokio 2020

Escasez de recursos y deficiencia organizativa impedirá que los atletas ecuatorianos alcancen los próximos Juegos Olímpicos.

09 jul 2019 / 00:48

Los patinadores ecuatorianos no rodarán hacia los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La escasez de recursos económicos, la deficiencia organizativa e, incluso, la falta de compromiso de los atletas impidió que el país, al menos, intente alcanzar los puntos que lo clasifiquen a la cita ecuménica. “Estamos muy lejos de la elite”, confiesa a EXPRESO Marisol Castro, presidenta de la Federación Ecuatoriana de Patinaje.

La práctica del skateboarding, misma que inició en las calles de California y acostumbró un estilo mucho menos riguroso a diferencia de otras disciplinas, adquirió y reforzó metodologías de preparación luego de que el Comité Olímpico Internacional añadiera a este deporte en su programa para Tokio 2020.

Sin embargo, en Ecuador, la esperada evolución vive momentos de estancamiento y, para muchos, de considerable retraso.

“Aquí, el tiempo del skateboarding ha pasado muy lento. En otros lados nos llevan mucha ventaja, nosotros estamos unos 10 o 15 años por detrás. Hemos avanzado, pero a pasos muy cortos”, manifiesta Napoleón Mata, skater nacional que ganó medalla de oro el los Juegos Panamericanos 2017, en Colombia.

El logro que consiguió el patinador de 25 años le significó ser el primer skater en ingresar al Plan de Alto Rendimiento. A pesar de eso, se necesita continuidad triunfal que sustente la inversión en competencias internacionales, según explicó la titular de la Federación.

“Si le digo al Ministerio del Deporte que necesito financiamiento para seguir enviando a Napo a competir, para coger puntos para Tokio 2020, sería mentir, porque no lo conseguiríamos”, cuenta Castro, sin evitar recalcar que “el nivel internacional es considerablemente alto”.

Para Castro, las complicaciones no pasan por un tema de carencia de capacidades técnicas, mucho menos de talento, sino más bien porque no existe una “mística de responsabilidad” en los patinadores.

“Deben trabajar como el resto de atletas, levantarse temprano por las mañana, prepararse físicamente, seguir una dieta, dormir a una hora prudente. Eso no pasa con mis deportistas de skateboarding”, continúa Castro.

Ante la inminente realidad, la Federación analiza trabajos que aporten al futuro del deporte, conscientes de que la ruta hacia el país asiático está prácticamente bloqueada.

“Hoy hablamos de Napo y compañía, ¿mañana con quién competiremos?”, enfatiza Juan David González, Jefe Técnico de la Federación de Patinaje. Para él, el objetivo principal de este deporte pasa por “fomentar la práctica del skateboarding en edades tempranas mediante competencias”.

Por esa razón, tanto Castro como González, detallan que el ideal base de la Federación es trabajar con los niños, con torneos periódicos que les ayude a mejorar su nivel de competencia. Incluso, a finales de junio se realizó el primer ranking nacional de categorías menores, las cuales incluían a chicos de 12, 13, 14 y 15.

“Tenemos que empezar a hacer lo que el resto hace para ver si nos da resultados también a nosotros”, señala González, antes de ejemplificar su argumento con los trabajos físicos que realizan los skaters franceses.

La mentalidad de los corredores es fundamental, pero a la vez “es complicado que llegue alguien y les diga que están haciendo las cosas mal”. Ese es uno de los puntos a trabajar, según González, quien aseguro que “si seguimos en la misma senda, no llegaremos a ninguna parte”.

Una vida sobre ruedas

Preguntarles sobre su primer acercamiento al skateboarding sería como consultarles acerca del momento en el que empezaron a caminar. Una vez que se aprende, nunca dejas de hacerlo. Por experiencia y actualidad deportiva, Francisco ‘Pancho’ Moscoso, Napoleón ‘Napo’ Mata y José ‘Pepo’ Castro son unos cuantos de los referentes del deporte local. Sin importar en el momento de su vida en el que se encuentren, ninguno, ni siquiera piensa en desligarse de una actividad que se convirtió en su estilo de vida.

“Esto es en lo primero que pienso cuando me despierto, voy por la calle y veo distinto todo. Donde la gente ve unas gradas, yo veo un lugar donde pueda patinar”, cuenta Pancho, quien llegó a tener puntos altos en el deporte al ser auspiciado por varias marcas. A pesar de que asegura que en el país no hay grandes aportantes y considera que los únicos que “viven realmente el momento deportivo” son los que pertenecen al Plan de Alto Rendimiento.

El que se acerca más a esa realidad de la que habla Pancho es Napo, skater que pertenece al Plan desde 2018, luego de su medalla Panamericana. Para él, el skateboarding dejó de ser un juego. “El deporte ahora, en mi caso, sí es mi sustento. Gracias a esto gano dinero, de esto como y demás”, expresa.

A pesar del apoyo que actualmente recibe y los campeonatos internacionales a los que ha podido acudir, Mata tiene claro que la idea de profesionalización podría materializarse con mayor efectividad fuera de Ecuador.

La reflexión de Napo va de la mano con el pensamiento de Pepo Castro, experimentado skater nacional de 39 años, quien supo resumir la idea: “Para sobresalir, debes irte”.

“Ahora la competencia es más fuerte. Aparecen niños que salen y destrozan a todos, el tiempo ya no es el mismo. Ya no podemos pensar en hacernos profesionales a los 25 años porque tienes uno de 16 al frente que te da tres vueltas”, explica Pepo.

Ya con menos intensidad, Castro puede reflexionar desde sus vivencias y definir a dos tipos de patinadores. El skater de toda la vida que acostumbra las calles para divertirse y los atletas. Él, con total seguridad, se enmarca en el primero. “Si hay fiesta voy a fiesta. Yo no tengo el control que un atleta debería tener en la actualidad”, agrega.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA