Kyrgios, el ‘bad boy’ se despide de Roma

El tenista australiano tuvo una conducta antideportiva como señal de protesta a una penalización. Fue descalificado del torneo.

16 may 2019 / 15:08

Es bautizado el ‘chico malo’ del tenis moderno. Sus arrebatos en la cancha han demostrado el lado opuesto del tenista prodigioso que algún día prometió ser. Y cuando parece que sus ‘exhibiciones’ no podrían ir más lejos, el australiano Nicholas Hilmy ‘Nick’ Kyrgios, estrelló su raqueta, pateó una botella y lanzó la silla a la cancha que significó ser descalificado del Abierto de Roma.

Kyrgios enfrentaba al noruego Casper Ruud en un partido que fue complejo en el desarrollo y, como es costumbre en los juegos del australiano, no había esa calidez del público a su favor.

Al inicio se pudo ver lo mejor de Ruud, quien se llevó sin muchos problemas el primer set por 6-3. Pero como es muy característico del australiano, en el segundo set tuvo que esforzarse pero lo cerró en tiebreak 7-6. En el último set empezó el show del ‘bad boy’ (chico malo). Tras una conversación con el árbitro, recibió un juego de penalización, lo que le hizo perder los nervios (2-1). Entonces lanzó su raqueta al suelo, pateó una botella hacia la zona del umpire y mandó a volar una silla hacia la pista. Al agarrar sus cosas y dejar el partido, tras dar la mano al árbitro, fue automáticamente descalificado.

Era el segundo partido de Kyrgios en esta edición del torneo romano, después de imponerse por 6-3, 3-6 y 6-3 a Medvedev en la pista central, recibiendo los pitos de parte de los aficionados por una serie de actitudes poco profesionales.

Pero lo peor de esta actuación y eliminación, es que Kyrgios podría quedar sancionado y quedaría excluido de Rolland Garros, uno de los Grand Slams de esta temporada.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA