domingo, 19 agosto 2018
01:02
h. Última Actualización

Todo está casi listo a un mes del Mundial

La FIFA no quiere repetir la experiencia de Brasil. El de Rusia podría ser el mundial de mayor afluencia de público en la historia.

Rusia /
14 may 2018 / 00:00

Falta sólo un mes para el Mundial y en Rusia ya casi todo está listo para que el balón eche a rodar el 14 de junio, mientras los organizadores cruzan los dedos para que la plaga de lesiones entre los futbolistas mundialistas no vaya a más.

“Todos los estadios ya están listos. Los partidos de prueba han demostrado que Rusia está preparada para organizar la Copa Mundial”, dijo Arkadi Dvorkóvich, presidente del Comité Organizador de Rusia 2018.

Con todo, la FIFA no quiere repetir la experiencia de Brasil y ha hecho observaciones a los organizadores sobre los estadios, incluido el Luzhnikí, donde se jugará el partido inaugural y la final del 15 de julio.

Los obreros apuran el asfaltado de los accesos a los estadios, la instalación del mobiliario urbano, la creación de zonas verdes y el acondicionamiento de las inmediaciones de los coliseos futbolísticos.

En San Petersburgo, que acogerá uno de los cuartos de final y una de las semifinales del Mundial, se estrenó el domingo la estación de metro construida frente al estadio con ocasión de la última jornada de la liga rusa.

Todo está casi listo a un mes del Mundial
Vistazo al interior del estadio de San Petersburgo.

Las otras nueve ciudades, con la excepción de aquellas que también acogieron la Copa Confederaciones —Sochi y Kazán—, ultiman los preparativos, aunque los partidos de liga disputados en esos estadios demostraron que casi todo está ya atado y bien atado.

Hasta el Cosmos de Samara, el único lunar en los preparativos mundialistas, ya fue escenario de un partido oficial, aunque las inmediaciones están inundadas de excavadoras y volquetes, por lo que aún falta mucho para retirar el cartel de cerrado por obras.

La mayor asistencia de la historia

Todo está casi listo a un mes del Mundial

Entradas ya apenas quedan y el Mundial de Rusia podría ser el de mayor afluencia de público de la historia, ya que el país espera la llegada de más de un millón de aficionados extranjeros, especialmente de EE.UU., China, Brasil, México y Argentina.

Para hacerles la vida más fácil, además de la ya sabida exención de visados para los hinchas que tienen FAN ID (pasaporte de aficionado), el lunes 14 de mayo se supo que los visitantes extranjeros tendrán no uno, sino tres días para registrarse ante las autoridades.

Casi el 90 por ciento de las plazas hoteleras ya están reservadas, pese a que los precios eran desorbitados, especialmente en lugares como Saransk, la ciudad más pequeña del torneo.

La copa que será alzada por el ganador del Mundial se encuentra en medio de su maratoniana singladura rusa y, tras cruzar toda Siberia y la parte europea del país, el 7 de junio llegará al Luzhnikí.

Aunque su contenido es secreto, se sabe que la ceremonia inaugural será “más corta” que en Brasil y en Sudáfrica, y tendrá “un nuevo formato”.

De boicot ya ni se habla, aunque el Reino Unido aprovechó el caso Skripal para anunciar que la familia real británica no viajará a Rusia, anuncio que podría ser secundado por las autoridades de países como Polonia e Islandia.

“Los llamamientos políticos a boicotear la Copa del Mundo en Rusia no han tenido éxito. Si alguien quería lograr estas metas, pues fracasó. La situación internacional podría haber sido más amistosa”, dijo Alexéi Sorokin, director general del Comité Organizador.

Luz verde a la tecnología

En cuanto a la competición, todos los equipos intentan concienciarse para el uso del VAR, para lo que la FIFA ya ha designado un grupo de trece árbitros, que actuarán exclusivamente como asistentes de vídeo, entre ellos tres de la CONMEBOL.

La FIFA abordará ese y otros asuntos en vísperas del inicio del torneo en su congreso en Moscú, que será presidido por su presidente, Gianni Infantino, el mayor abanderado de la introducción de las nuevas tecnologías en el fútbol.

Pese a que el VAR ganó pocos adeptos en la Copa Confederaciones disputada en Rusia el verano pasado, más por ralentizar el juego, que por los errores de interpretación del reglamento, la FIFA seguirá adelante con la idea.

Lesiones premundialistas

En el plano meramente futbolístico, la FIFA y los organizadores esperan que no haya más lesiones entre los futbolistas convocados, ya que las últimas jornadas de liga y copa han dejado muy malas noticias para el Mundial.

La más destacada es la del brasileño Dani Alves (PSG), un fijo para la Canarinha en el lateral derecho y que sufrió una lesión de rodilla en la final de la Copa en Francia. Antes, ya se habían caído el francés Koscielny o el inglés Chamberlain, mientras que el país anfitrión tampoco podrá contar con Alexandr Kokorin.

El argentino Leo Messi parece sano, aunque descansó el fin de semana, mientras las otras dos grandes estrellas del Mundial aún están renqueantes, ya que Cristiano Ronaldo lleva dos semanas entre algodones y Neymar aún no ha vuelto a los terrenos de juego desde que se lesionó en un pie en febrero.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA