Carapaz, el hijo querido del Carchi

El ciclista fue recibido como héroe en Tulcán.

12 jun 2019 / 14:28

Un multitudinario recibimiento tuvo Richard Carapaz en su provincia natal. Arribó desde Quito en un helicóptero al comando de policía de Tulcán, y confesó que era la primera vez que viajaba de esa manera.

Desde ese lugar salió hacia el estadio olímpico en una caravana que fue escoltada por miles de personas que salieron a las calles de la ciudad.

Con globos rosas y banderas del Carchi ovacionaron a Richie, quien llevaba en brazos el trofeo Senza Fine como campeón del Giro de Italia, y estuvo acompañado por su esposa Tania Rosero.

Su llegada al estadio se demoró más de lo previsto por la gran cantidad de gente que salió a saludarlo. En el recinto deportivo, con sus graderíos llenos, recibió homenajes de parte de las autoridades locales.

Se emocionó y lloró al escuchar que la medalla al mérito deportivo que le entregaron lleva el nombre de Juan Carlos Rosero, quien fue su mentor en el ciclismo, y pidió “un aplauso para un amigo que está en el cielo”.

La Locomotora del Carchi resaltó que el triunfo en la Corsa Rosa es también “del pueblo carchense, que es aguerrido”.

Resaltó que “el momento que más me ha golpeado fue este. No había sentido tanto calor humano”.

IMÁGENES

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA