Castillo: “Quiero dejarle un legado a mi país en el box”

El boxeador ecuatoriano, tras el subcampeonato mundial, apunta a los olímpicos de Tokio 2020.

20 oct 2019 / 00:33

Fue la máxima atracción en la Copa del Pacífico de box, a pesar de que no compitió. Es que el tricolor Julio César Castillo, vicecampeón mundial de los 91 Kg, fue invitado por la Federación Ecuatoriana de la disciplina para entregarle un reconocimiento tras su brillante participación en la última gesta ecuménica pugilística. El hombre que semanas atrás hizo emocionar al Ecuador logrando por primera vez la medalla plata en el Mundial de Rusia, ahora apunta a los Olímpicos de Tokio 2020.

- ¿En qué le cambió la vida después del Mundial de Rusia?

- En motivación, estoy con más ganas, pero la vida en el resto sigue igual, pero con más ilusiones.

- ¿Qué se siente estar en la mira del mundo, disputando la final de un Mundial?

- Mucha alegría, orgullo tremendo porque estaba representando al país en lo máximo del box. Y me daba cuenta de que había valido la pena todo el esfuerzo y las cosas que habían pasado. Todo lo que pasó me sirve de mucho.

- ¿Qué había en su cabeza en la pelea por el cetro?

-Estaba más que concentrado en la pelea, en este tipo de competencia la concentración debe de ser en todo, no puedes dar ventaja por nada. Sobre todo, siempre positivo.

- Pasarán los años y la gente seguirá viendo que Castillo le dio al país la medalla de plata.

- Es como un legado que les dejo a mis hijos, mi familia y el país. Quiero que mi familia se sienta orgullosa de lo que hizo su papá.

- ¿Por qué usted eligió el boxeo y no otro deporte?

- Tenía tíos y primos que practicaban este deporte. Siempre me gustó, pero no por dar puñete, más me gustaba cómo el boxeador trataba de que no le peguen, eso es lo que más me llamaba la atención. Vivía en el Coca y me tocó ir al Tena para entrenar con el profesor Cirilo López.

- Rumbo a la eliminatoria olímpica.

- Estoy enfocado y concentrado por demás, ahora se viene la eliminatoria donde debo dar todo de mí.

- Si le menciono Tokio ¿qué pasa por su mente?

- Mi presente y futuro, quiero dejarle un legado al país en el box. Tengo que trabajar mucho para hacerlo realidad. Pero no solo pienso en mí, estoy seguro de que después de 10 años de hacer algo bueno en Tokio, quiero seguir en el box dirigiendo o en la parte de la directiva de este deporte. Tengo que hacerlo por el bien del box.

- Tiene el tatuaje de los anillos olímpicos relacionados con Londres 2012, ¿se realizará más?

- Este fue en el 2012, pero me falta que me hagan el de los Juegos Olímpicos del 2016 y con la ayuda de Dios tengo que ir a Tokio 2020 para poder tenerlos todos en mi mano y con eso cierro el tema de los tatuajes.

- ¿Si no era el boxeo, qué habría sido de Julio César?

- Creo que estuviera trabajando en lo que venga. Recuerdo que laboraba recolectando cartones, siempre me gustó laborar en lo que sea. También en construcción, debido que tenía que estudiar, seguro que si seguía ya fuera un profesional en la parte académica.

- Aparte del box, ¿qué desea hacer?

- Quiero estudiar, hay algo que me gustaría hacer que es perfeccionarme en la comida. Ser un chef profesional.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA