Alfaro Moreno: “no quiero estar en Barcelona por la selfi”

No considera a Cevallos su rival y le es irrelevante el tema de la nacionalidad.

21 sep 2019 / 00:01

Carlos Alejandro Alfaro Moreno se arrodilla todos los días ante Dios al salir de su casa y asegura que gracias a Él tiene la oportunidad de llegar a la silla grande de Barcelona. No es adepto a la política y, de alcanzar la presidencia, “me vacunaré para no contagiarme de las administraciones de los últimos 25 años”, dice. Aunque la idea es sanar la deuda financiera, reconoce que no puede resignar lo deportivo y su anhelo es ganar un torneo internacional.

- Cuando dejó el club en 2018, ¿pensó que iba a volver?

-No, yo pensé que ya no volvía. Medito mucho las decisiones que tomo y sobre todo en torno a Barcelona. Lo venía pensando a lo largo del año. Incluso hace unos tres meses, por un tema de Leo Campana, me llamaron de Italia; tuve una reunión con Cevallos y me preguntó si tenía intenciones (de candidatizarme) y le dije que estoy tan feliz afuera, en los medios de comunicación. La idea de volver no estaba.

- ¿Qué lo motivó?

- Aquiles (Álvarez). Él llegó con la idea de unos socios que me propusieron que lidere el proyecto. Coincidió con la entrada de un gran amigo, Ramón Barredo. Hicimos una comunión de ideas muy fuertes. Ambos grupos me proponían ser el líder y empecé a tener reuniones. Jamás estaría en este plano si no habría la viabilidad al tema financiero. Ese es el primer campeonato a ganar.

- Uno de sus lemas en campaña es construir un “Barcelona mejor”. ¿Eso quiere decir que nunca quedó satisfecho con la gestión actual?

- Me refiero a la campaña y no tirarle piedras a la dirigencia actual. Creemos que hay situaciones que pueden mejorarse. Cuando hablo de un Barcelona diferente es porque hay presiones y hasta se atenta contra el honor de las personas. Eso afecta al plantel.

- ¿No cree que habría ayudado más dentro que afuera?

- Mientras estuve me he puesto la camiseta y he hecho las cosas como corresponden en mi área. Me preguntas hoy cuántas academias tengo y (te digo) cero. Demostré que lo económico siempre estuvo en segundo plano.

- ¿Una de las razones que lo motivaron a candidatizarse fue recuperar sus academias?

- Eso es de Barcelona, recuperarla no. Sí me motiva darle una continuidad al proyecto, que creo que se está manejando bien. Antes las formativas eran tierra de nadie. En Lago Agrio, Papi Perlaza envió a Edwin Valencia. Un chico con 16 años que jugó en Primera de Barcelona. Es seguido por el FC Barcelona y después del Mundial Sub-17 va a ser invitado con la posibilidad de un acuerdo económico. Imagino que no será el único. Es parte de la gran visión cambiarle la vida a los chicos con Barcelona.

- ¿Recibió una cantidad de dinero por las academias?

- No es especulación, es así. Una gran cantidad no, se hizo un acuerdo comercial. Se aprobó un convenio de forma unánime por el directorio. Mi señora estaba hasta enojada por ese tema porque era una inversión familiar.

- ¿El tema político lo hizo sentirse incómodo e irse?

- No fue algo que se había planteado desde el inicio, incluso fue algo que se dijo que no se iba a hacer por los antecedentes. Cuando uno hace un compromiso, después no debe cambiar en el camino. Me parece loable que si aparece, se renuncie al cargo. Sinceramente no me gustó.

- ¿Le daría la mano a Cevallos si queda reelecto?

- Por supuesto.

- Si usted gana, sería el primer presidente nacido en otro país. ¿Constituye esto una responsabilidad especial?

- Es irrelevante por completo. Ya me acarrea una gran responsabilidad la decisión que tomé. Hace cuatro años se habló de un convenio con la academia y no iba a ser dirigente porque quería seguir trabajando en los medios, pero José Francisco me dijo: “Vienes como vicepresidente, porque si no la verdad que no ganamos la elección”. La realidad es que yo era el tercer vicepresidente, si se iba él no iba a ser yo el presidente, ese fue otro problema.

- ¿Eso molestó?

- Por supuesto.

- Compartió en la cancha y en la dirigencia con Nicolás Asencio. ¿Cómo le cayó el comentario sobre su nacionalidad?

- Me dolió. Pero yo no soy político, entonces nunca voy a entender que haya una campaña en la que alguien diga algo para ofender a otra persona. Me dolió y punto, no quiero explayarme más.

- ¿Le parece ética y oportuna la llegada de Cifuente?

- Si digo que no, estoy atacando a la actual administración. No puedo decir que sí porque no miento, entonces prefiero no decir nada.

- ¿Usted lo hubiera hecho?

- Creo que hay que estar en los zapatos del otro. A veces uno toma decisiones que lo llevan a equivocarse, pero al fin quieren lo mejor para el club.

- Si Cevallos gana y le pide que lo acompañe, ¿lo haría?

- No. La única manera de visualizar un regreso es de esta manera. Yo no quiero estar en Barcelona por estar, por la selfi en el estadio. Hay quienes se mueren por estar. Esta es la única manera que mi señora me habría dado permiso. No es por ego o poder, ya estuve de otras maneras y no quiero estar dentro para tuitear y decir que es por y para Barcelona. Por mi fe estoy convencido de que se dio de esta manera.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA