El campeón pisa fuerte

Emelec inicia con éxito la defensa del título, tras imponerse a El Nacional, en Quito. Brayan Angulo fue la figura

Quito /
18 feb 2018 / 00:00

El campeón arranca pisando fuerte. Emelec se impuso ayer a El Nacional en la altura de Quito, por la primera fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol del 2018.

Brayan Angulo fue la figura del partido. El Cuco se convirtió en una verdadera pesadilla para la desacomodada defensa del plantel rojo.

El delantero guayaquileño, de 22 años, envió dos veces la pelota al fondo de las redes, en las tres oportunidades que tuvo de anotar.

El marcador pudo ser más amplio. Los eléctricos les perdonaron de la humillación a los criollos. El propio Angulo, luego Robert Burbano y Ayrton Preciado fallaron ante el golero de El Nacional.

Además, en esta oportunidad el poste jugó en favor de la escuadra militar tras remate de Holger Matamoros.

El equipo dirigido por el uruguayo Alfredo Arias no vino a especular y desde el comienzo buscó el arco del sacrificado Johan Padilla.

Juan Carlos Paredes tuvo vía abierta por el costado derecho. El exlateral del Watford, de Inglaterra y del Olympiakos, de Grecia, cruzaba con facilidad la mitad de la cancha, pero no tenía la precisión en los centros.

El que sí estuvo acertado en la habilitación fue Osbaldo Lastra. El mediocampista de corte recuperó una pelota, ganó unos metros y metió un pase largo para Brayan Angulo, quien rompió el fuera de juego para poner a ganar al Bombillo.

Emelec no se conformó con la mínima ventaja. Empujado por su hinchada, siguió metiendo al adversario en su propio campo. Burbano se perdió un gol imposible en las goteras mismas del arco, cuando moría el primer episodio.

“Tenemos muchas cosas para corregir. Este partido no debimos errar tantos goles y no debimos darles chance para que nos convirtieran un gol”, reconoció el técnico de Emelec al final de encuentro.

Arias contó que cinco jugadores amanecieron ayer con problemas de conjuntivitis. Nelson Soliz fue el más afectado y por eso no pudo ir al banco de suplentes.

El Nacional tuvo serios problemas en el centro de la zaga. A César Batallas, quien reemplazó al lesionado Javier Quiñónez, le falta trabajo para acoplarse. El manabita fue el último refuerzo que se unió a la pretemporada.

También el ofensivo Jonny Uchuari no estuvo acertado en la definición.

Los fieles seguidores del equipo criollo se fueron preocupados, ya que el jueves será el debut en la Copa Sudamericana ante el boliviano San José de Oruro, en el Atahualpa.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA