Ecuador busca viabilidad a su nuevo torneo

La posibilidad de aumentar a 16 equipos la LigaPro deja dudas, tras varios años de deudas y crisis económica en los clubes.

09 ago 2018 / 00:00

A la espera de que LigaPro tome posesión absoluta del campeonato y en pleno proceso de reestructuración económica, se abrió el debate sobre la ampliación de equipos en el torneo ecuatoriano. Es una posibilidad real, más aún tras las declaraciones de su presidente, Miguel Ángel Loor, recordando que el actual formato es el segundo más largo del mundo pese a que es el que menos equipos tiene del continente sudamericano.

Estadios semivacíos, clubes con deudas con sus jugadores, juicios en la venta de derechos televisivos, amenazas de para de gremio arbitral... Esta fue la tónica general de la pasada temporada y el inicio de la actual en el torneo, algo a lo que buscan poner fin con un nuevo formato que revolucione el fútbol nacional.

“No recibimos los ingresos que creemos que el fútbol ecuatoriano merece”, valoró Loor, dejando claro que su tarea es la de mejorar la imagen y buscar una distinta comercialización del producto. Sin embargo, la reciente venta de los derechos audiovisuales a GolTV se firmó para los próximos 10 años, con una cláusula que permitiría ampliar la relación diez más. Teniendo en cuenta que las televisiones son el principal ingreso, no hay margen de crecimiento.

Otro de los frentes en los que deben luchar es la asistencia a los estadios, que en 2018 apenas es de 5.952 espectadores pagados de media por partido. La Liga española, socio de la ecuatoriana e impulsador de los cambios actuales, no se caracteriza por su buena asistencia (baja comparada con Inglaterra, Francia o Alemania), pero sí impuso normas (capacidad mínima y premios por llenar la tribuna que enfoca la televisión) para potenciarla.

Otro aspecto a tener en cuenta es la viabilidad económica, algo que está siendo tratado de manera urgente en el nuevo organismo. A los clubes se les ofreció ayuda para su solvencia. Estos tienen que informar de sus deudas a la Liga antes del próximo miércoles 15 de agosto, en busca de una refinanciación global que permita viabilizar a los clubes profesionales y por tanto al campeonato ecuatoriano de fútbol.

Por el momento, según Loor, únicamente se analiza la posibilidad de estos cambios de forma extraoficial. Algunos presidentes han dado su visto bueno, como el caso de Mentor Coloma, dirigente de Guayaquil City: “Mi postura es que hay que cambiar el formato, ya depende cómo lo hagan, pero el fútbol es dinámico y hay que buscar evolucionar.” Será en el próximo consejo cuando se den los primeros pasos.

Escaparate para jugadores

Humberto Pizarro, técnico ecuatoriano con paso por todas las categorías nacionales y Emelec, valoró positivamente la ampliación. En su opinión, mejoraría el torneo a nivel técnico. “No hay que tener miedo al cambio”, responde, argumentando su respuesta en dos factores: “Más jugadores ecuatorianos se podrán mostrar, como lo hizo Kaviedes o ahora Cifuente, porque hay muchos con nivel que se pierden por falta de espacio. Además, el espectador tendrá más partidos para disfrutar, seis a la semana se queda corto”.

El estratega recuerda que los clubes más humildes han ganado en muchos amistosos a elencos de Serie A, por lo que niega que se viese un torneo desequilibrado. “Además, los dirigentes se animarán a invertir en clubes de Serie B o Segunda Categoría, pensando en ascender”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA