Ecuador, futuro garantizado

Las estadísticas de la selección sub-20 saben más a oro que a bronce. Ya se plantean los Juegos Panamericanos y el Preolímpico.

Quito /
15 jun 2019 / 22:20

El tercer lugar que alcanzó la selección nacional sub-20 en el Mundial de Polonia fue la consolidación del proceso iniciado por el entrenador argentino Jorge Célico, desde hace dos años.

Para armar este grupo, el estratega visitó los entrenamientos de las formativas de los equipos de la serie A y B, así como a los jugadores de segunda categoría.

Su objetivo era cumplir un verdadero proceso de selección y no solo fijarse en quienes estaban en primera.

Después de 30 microciclos, 15 amistosos internacionales y otros locales, y diversas verificaciones para comprobar las edades de los jugadores, al fin armó el plantel que llevó al Sudamericano de Chile, en enero de este año, y que terminó con el título.

Esa fue la base que llevó al Mundial. Hizo cambios en la nómina debido a que la redujo a 21 jugadores. En Chile estuvieron 23, además sumó a otros como Stiven Plaza.

Ecuador fue al Mundial con el membrete de campeón sudamericano y con el goleador de ese torneo en sus filas, Leonardo Campana.

A pesar de que históricamente no había llegado lejos en las Copas del Mundo, Célico fue enfático al decir que iban por el título.

Pero no empezó bien. Empató en la primera fecha contra Japón y ahí se armó la primera polémica. Jordan Rezabala falló un penal y el técnico admitió que fue su error el permitir que el volante lo ejecute, ya que tenía una dolencia muscular.

En el siguiente partido, ante Italia, el panorama se complicó. El cuadro europeo se impuso por la mínima diferencia y Campana falló un penal.

La falta de gol del combinado nacional se volvió el primer punto para corregir, a pesar que terminó el Sudamericano como el más goleador.

El triunfo por la mínima ante México le sirvió a Ecuador para avanzar a la siguiente ronda como uno de los mejores terceros. Fue una dura lección, como lo reconoció en su momento Gonzalo Plata. “No nos gusta esperar otros resultados, tuvimos un buen rendimiento para clasificar por nuestras propias manos, pero así tocó esta vez”, dijo en su momento.

Y empezó el ascenso. Ante Uruguay hubo un sabor a revancha, ya que fue el equipo que lo derrotó dos veces en el torneo de Chile.

Si bien las cosas empezaron mal porque los charrúas se adelantaron en el marcador, la Tricolor levantó y se impuso por 3-1.

El siguiente rival fue Estados Unidos, en cuartos de final. Tras un duro encuentro Ecuador se impuso por 2-1 y consiguió el histórico pase a una semifinal. Se ilusionó con el título, pero cayó ante Corea por la mínima.

De todas maneras cerró su participación en Polonia con la medalla de bronce tras vencer en suplementarios a Italia.

Fue un torneo histórico. Nunca antes la selección de fútbol llegó tan alto en una Copa del Mundo. Por eso, este grupo ya está entre los más grandes del fútbol ecuatoriano.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA