domingo, 12 agosto 2018
01:04
h. Última Actualización

Las llaves para la gloria

Son líderes y esperanza para sus respectivas selecciones en busca de escribir una página histórica en Rusia. Se perfilan como candidatos al Balón de Oro.

13 jun 2018 / 00:01

Cada uno es un guerrero con su bandera sobre la espalda. Símbolos patrios, insignias de un territorio que durante 32 días se rendirá a los pies de estos gladiadores de carne y hueso. Para unos, la gloria será levantar el trofeo más anhelado del mundo fútbol, para otros bastará el simple hecho de dejar la competencia con una hidalga participación.

El 10 albiceleste, el hijo predilecto de la Canarinha, la máquina portuguesa, el príncipe de París, el cerebro del fútbol, el experimentado de la Mannschaft, el francontirador charrúa y la joya del faraón.

Ocho futbolistas que llevan a Rusia una responsabilidad especial. Y solo dos de esta lista, Andrés Iniesta y Thomas Muller, han podido reposar el oro mundial sobre su pecho.

Estos ocho son definitivamente los candidatos a llevarse el Balón de Oro del Mundial, que al mismo tiempo podría acercarlos al trofeo. Aunque no siempre se lo lleva un campeón (Messi se lo llevó en 2014).

Y precisamente Leo, el 10 argentino, se juega una de sus últimas cartas en la selección. Es por esto que este Mundial es tan particular. “No sé si siga. Dependerá de cómo nos vaya, de cómo terminamos (el Mundial)”. Reveladoras como crudas, las palabras de Messi, quien ha perdido tres finales con su país, pero a pesar de aquello es a él a quien las oraciones de los argentinos se dirigen. Reconocen que sin él el trofeo es una utopía.

Desde el país más grande de Sudamérica, aparece Neymar y una doble vendetta: la personal y la de su parcialidad. Luego de quedar fuera del Mundial pasado en casa, gracias a una lesión en cuartos de final ante Colombia, y ver que sus compatriotas eran humillados con el 7-1 en semis ante Alemania, el dinámico Ney planea rectificar aquella eliminación.

Cristiano Ronaldo ya demostró que no solo puede ser campeón en su club, también levanta títulos con su selección. La Eurocopa es un gran presagio para el pueblo galo de cara al Mundial. Tras la decepción en 2014, CR7 es el señalado a mejorar aquella participación en 2006 cuando Portugal alcanzó las semifinales.

Francia de Deschamps, pero del príncipe: Antoine Griezmann. Él y sus compañeros siguen sentidos tras perder al final de la Euro en su casa y con su gente. Parecía que los bleus se llevaban la fiesta completa, pero no fue así.

El delantero del Atlético de Madrid no ha parado de destacar en los amistosos y se alza como el eslabón más dominante de este combinado. Un nombre lleno de gol.

La tierra charrúa se decanta a los pies de Luis Suárez. El futbolista del FC Barcelona no logró terminar su paso por el Mundial en Brasil tras la recordada mordida a Giorgio Chiellini. Sin embargo, la que sería la última plantilla de Óscar Washington Tabárez en Uruguay, se complementa bien con la infalible precisión del artillero.

Por último, el jugador de moda en el mundo, Mohamed Salah. Es el debutante entre estos candidatos, pero toda la nación egipcia se encomienda a la pierna zurda del atacante del Liverpool. El trofeo se ve lejano, pero con superar la primera fase, Salah pondría de fiesta a su país. Se perfila a ser una de las sorpresas de esta cita.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA