Deja la maternidad por el tenis

La tenista belga Kim Clijsters volverá a las canchas de tenis luego de siete años en los que se dedicó de lleno a la maternidad de sus tres hijos.

12 sep 2019 / 10:53

A finales de los 90 e inicios del nuevo milenio, una joven Kim Clijsters se alzaba como una de las raquetas más llamativas en el tenis femenino. En 2003 y con tan solo 20 años, logró consolidarse en lo más alto del circuito del ATP luego de ganar varios Grand Slams y presentar grandes cualidades. Sin embargo, su pasión por la maternidad la hizo retirarse dos veces en su carrera, pero este jueves 12 de septiembre, mediante un video en redes sociales, oficializó -con 36 años- su vuelta al tenis para 2020.

En el video, que tiene una duración menor a un minuto, se observa a Clijsters en su faceta de madre, disfrutando de la vida de familia, pero también rememora momentos épicos en su carrera deportiva. Al final manda un mensaje que volverá a su amada disciplina el año entrante.

“¿Qué es lo que quiero realmente de mi vida? En los últimos siete años he sido madre a tiempo completo y lo amo, de verdad. Pero también amo ser una tenista profesional y honestamente extraño ese sentimiento, así que, por qué no trato de hacer ambas. ¿Podré ser la madre que mis tres hijos necesitan y ser la mejor tenista que pueda ser? Hagamos esto, volvamos una vez más. Nos vemos en 2020”, culmina el mensaje de la belga.

El primer retiro de Clijsters se dio en 2007, cuando tuvo a su primogénito, pero el regreso al deporte no tardó tanto. En 2009 ya estaba de vuelta en las competencias y en 2012 le pondría un punto, que a priori, parecía final en su etapa en el deporte blanco. En ese momento, con 29 años.

Clisjters ha sido tres veces campeona del US Open (2005,2009,2010) y un Abierto de Australia (2011), y luego de ser número uno en 2003, también logró retomar ese lugar tras su primer retiro en 2011, aunque no duró mucho en la cúspide del circuito.

“A los 36 años siento que soy demasiado joven para ser retirada. Y con tantos atletas y madres inspiradoras compitiendo, no puedo esperar para volver a la cancha y ver qué es posible después de tener tres hijos. Si bien hay mucho trabajo por delante en los próximos cuatro meses, mi mayor motivación es el desafío personal, tanto físico como mentalmente. Quiero ponerme a prueba de nuevo”, agregó la tenista.

Aunque la tenista tuvo una relación conocida con el tenista australiano Lleyton Hewitt, al final la belga se casó con el exjugador de baloncesto, Brian Lynch, con quien ha tenido a sus tres hijos: Jada (11 años), Jack (6) y Blake (3), quienes seguramente la acompañarán en su regreso.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA