Los campeones tienen sus mimos

Los albos se sirven platos especiales como fanesca, pero con una preparación especial. También comida de los países que visitan.

Quito /
14 may 2019 / 00:01

Liga de Quito cuida hasta el mínimo detalle en la preparación de sus jugadores. La alimentación es uno de los aspectos que tiene una cuidadosa supervisión.

El menú de los actuales campeones se realiza de forma conjunta entre médico, nutricionista y chef.

Richard Cabezas, galeno de los universitarios, detalló que “trabajamos en base a comida que le guste a los futbolistas” y que el bufé siempre tiene “carbohidrato, proteína, vegetales, fruta e hidratación”.

Cada mes supervisan los parámetros de peso, porcentaje de grasa y de masa muscular de cada futbolista, y con estos datos se generan recomendaciones para su dieta.

“El nutricionista Diego Jiménez se para atrás del bufé y es como una especie de inspector. Tiene todos los resultados en la cabeza. Viene el jugador y le recomienda el tamaño de las porciones o evitar cierto tipo de alimentos”, detalló Cabezas.

Pero también tienen mimos para los deportistas. En fechas especiales preparan platos tradicionales, como en el caso de la Semana Santa, cuando sirvieron fanesca.

“Fue preparada con leche deslactosada, con pepas de zambo en lugar de maní y con la mayoría de los granos característicos, pero en menores cantidades”, contó el chef Vinicio Vallejo, quien desde hace cuatro años es el jefe de la cocina de Liga. Forma parte del catering Hanaska, que trabaja con el cuadro quiteño.

Encebollado, guatita, caldo de gallina y la fritada, esta última hecha al horno, son otros manjares con los que se consiente a los albos, al igual que los asados, pero solo con picaña y acompañado de un embutido: chorizo bajo en grasa.

El chef, quien lleva el logo de la U en su vestimenta, manifestó que la pasta y el arroz nunca pueden faltar en la mesa. “Los fideos compaginan con los jugadores de todas las nacionalidades”, confesó mientras preparaba un tallarín con camarones.

También, en cada país que visitan por torneos internacionales proceden a probar platos típicos. “Se envía entre 14 y 20 menús a los hoteles que vamos a llegar. Incorporo por lo menos dos o tres platos tradicionales del lugar. Por ejemplo, en Bolivia fue la empanada salteña, pero al horno y baja en grasa”, indicó Cabezas.

Otro de los detalles para los futbolistas es tener dulces que les ayudan en los momentos de ansiedad, pero estos deben ser con la menor cantidad de calorías y de azúcar. En el tema de bebidas el jugo de naranja es el preferido.

“La cocina de Liga se caracteriza no solo por brindarles la garantía nutricional que necesitan, sino también porque se sienten a gusto, como en su casa”, sentenció el chef Vallejo, quien es feliz por colaborar con el equipo del que es hincha.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA