Clásico del Astillero: Panorama de un partido indescifrable

Emelec, sin su horizonte deportivo esclarecido, se condiciona por su ubicación en la tabla. Barcelona, invicto hace siete jornadas, no podrá contar con cuatro jugadores. Este domingo chocarán por primera vez en el año.

07 may 2019 / 00:05

El 14 de octubre de 2018, Emelec y Barcelona chocaron por última ocasión a nivel local. En esa tarde, ambos peleaban por despegar hacia las posiciones de privilegio, nada más distanciados por una ubicación en la tabla. Ahora, ocho meses después de aquella victoria torera (1-0), vuelven a enfrentarse en medio de realidades totalmente distintas, pero ante 90 minutos que les significaría el cielo o el infierno.

Los eléctricos, locales en esta nueva edición del partido más importante del fútbol ecuatoriano, tendrán que sobreponerse a los resultados negativos que acumula y necesitará descifrar la identidad de juego que perdió hace mucho.

Los ahora dirigidos por Ismael Rescalvo no presentan ausencias para recibir a los toreros este domingo 12 de mayo, a las 18:00, sin embargo su margen de error se reduce a cero. Con 16 unidades en el escalafón, los azules no solo que se ubican cinco peldaños por debajo de su rival (24 puntos), sino que además, momentáneamente, están fuera de la zona de clasificación.

“Son partidos únicos y no importa como llegues, es diferente”, advirtió con mucha seguridad el estratega español, durante sus primeros días en Guayaquil. La declaración de Rescalvo no revela algo desconocido, pero sí reafirma la capacidad de jugadores que ya supieron sorprender, tal como en 2016. A dos fechas del final de aquella temporada, los amarillos estaban a una victoria de ser campeones y recibieron a Emelec con la oportunidad de dar la vuelta olímpica. Y a pesar de tener todo en contra, el Bombillo enmudeció al Monumental con aquel 1-2 a su favor, aplazando así el festejo canario.

Clásico del Astillero: Panorama de un partido indescifrable
Emelec llegará al Clásico con un derrota, luego de caer 3-1 ante Olmedo, en Riobamba. (Karina Defas / EXPRESO)

Barcelona, por su parte, es la contra cara de un rival nacido en el mismo Astillero. Mejor en resultados, ubicación y antecedente —ganaron 1-0 en el último Clásico del Astillero que se disputó— deberá reivindicarse con las estadísticas que encierra el Capwell. De los últimos cuatro cotejos que allí se realizaron, perdió tres y empató uno. Y para remontarse hasta su última victoria a domicilio es necesario remontarse hasta 2016, cuando logró imponerse por la mínima con gol de Damián Díaz.

Algo que sí les asemeja a los azules es la alternancia de cuerpo técnico. Leonardo Ramos, timonel uruguayo, reemplazo a su compatriota Guillermo Almada y, a pesar de tener apenas dos partidos en la dirección, se mostró comprometido a quedarse con el resultado.

“Se nos viene la semana más linda, porque todos quieren jugar un Clásico... ellos (Emelec) se tendrán que cuidar de nosotros”, lanzó Ramos, quien además se dio tiempo para lamentar las ausencias de Robert Herrera (lesión), Matías Oyola (lesión), Leonardo Campana (convocatoria a selección) y Sebastián Pérez (suspensión).

A pesar de la salida de Almada, Barcelona continuó con un envión deportivo destacable, a lo que es necesario añadirle la efectividad en el promedio goleador que acumula —el mejor que registra desde 2010—. Identidad que también les costó hallar, pero que les ha permitido mantenerse invictos hace siete jornadas.

Si bien sus últimas visitas a la Caldera no le favorecen, su actualidad podría influir en el desarrollo del duelo inmortal. Disputadas doce fechas de la LigaPro, en seis duelos afrontados fuera de casa, Barcelona apenas perdió un enfrentamiento en esa condición —3-0 ante Independiente del Valle—.

Buena o mala, cualquiera que sea la actualidad de ambos, queda fuera del entorno que encierra un compromiso que atrae hasta a quienes no se identifican con el azul o amarillo. Con la claridad de Rescalvo y la confianza de Ramos como base, los Clásicos prescinden de números y apelan netamente a la jerarquía.

Clásico del Astillero: Panorama de un partido indescifrable
Leonardo Campana, delantero canario, se perderá el Clásico por su convocatoria a la selección nacional sub-20. (Miguel Canales / EXPRESO)

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA