Richard Carapaz: “El final fue complicado”

El ecuatoriano entró ayer en la undécima posición y continúa como líder de los jóvenes y quinto en la general del Giro a Italia.

Quito /
17 may 2018 / 00:00

El tricolor resiste a los muros. Richard Carapaz, de 24 años, conservó por sexto día consecutivo la maglia blanca de mejor joven del Giro a Italia, luego de una explosiva undécima etapa de 254 kilómetros entre Osimo e Imola y que fue ganada ayer por el británico Simon Yates, quien se consolida cada vez más como líder.

El ecuatoriano terminó por delante de los tres hombres que le siguen en la Sub-26 -López, O’Connor y Oomen- y aumentó a 1 minuto y 23 segundos su ventaja en dicha clasificación. Además, Carapaz mantiene la quinta plaza de la general, pero ahora a 1’56” de Yates y a 52” del podio.

“Estoy muy contento con mi rendimiento. Sabíamos que era una etapa muy explosiva e intentamos estar con los mejores y seguir en la lucha por la camiseta blanca. Fue un final complicado, sobre todo por los adoquines, y eso me hizo sufrir, pero al final he logrado perder poco tiempo y continuamos en la pelea”, dijo Carapaz a la prensa especializada extranjera.

El joven carchense, quien es un escalador puro, tuvo que afrontar en esta ocasión los explosivos muros finales de la región de las Marcas, donde gracias a sus facultades en el ascenso se defendió con mucha solvencia y categoría.

Richie estuvo muy bien protegido todo el tiempo por un Movistar Team que, como él, progresa a pasos agigantados cada día.

Muy destacada fue la labor en los últimos 30 kilómetros por Dayer Quintana, Rubén Fernández y Eduardo Sepúlveda, que ayudaron a Richard Carapaz a progresar en los ascensos y sobrepasar la importante selección provocada por el primer violento repecho en Osimo, a falta de 5 kilómetros.

Pero, el mejor joven del Giro admitió la superioridad hasta el momento del británico Simon Yates. “Yates está demostrando ser el corredor más fuerte en este tipo de finales que le van fenomenal. La verdad es que hoy ha ganado muy bien”, indicó.

Richard Carapaz vaticina jornadas más tranquilas en los siguientes dos días, aunque en el Giro de Italia “hay que estar siempre atentos”.

“Ahora vienen dos etapas sobre el papel más tranquilas, pero habrá que estar atentos como hasta ahora para no perder tiempo. Con el equipo que tengo al lado estoy seguro de que lo conseguiremos”, señaló.

Simon Yates, en cambio, continúa con su exhibición en una ronda italiana que domina con puño de hierro. En la enésima llegada en alto, el de Mitchelton volvió a lucirse ante todos sus rivales para lograr su segunda victoria de etapa y, con ello, ampliar diferencias al frente de la clasificación. Solo el holandés Tom Dumoulin, que llegó a dos segundos, aguantó ante la potencia en subida del británico.

“He ganado tiempo a Froome, pero preferiría haberlo hecho con Tom Dumoulin, quien me ha perseguido hasta el final. Lo he visto mejor que el otro día en los finales en alto. Creo que está mejorando a medida que avanza la carrera, y esa no es buena noticia para mí”, dijo la maglia rosa en línea de meta.

Yates explicó los pormenores de una victoria, la segunda en el Giro, en la que no hubo plan previo para buscar la etapa. “Antes de la etapa decidimos que no íbamos a pelear por la etapa porque tenía un final para corredores más rápidos y que han ganado antes que yo, como Tim Wellens. También lo intentó el Lotto-Jumbo. Ellos estaban confiados para jugar sus bazas en ese final, pero aunque no teníamos el plan previsto vi la oportunidad y lo intenté con éxito. Muy feliz por esta segunda victoria”, contó.

Al final Yates se impuso con autoridad , arañando 2 segundos más a Dumoulin.

La montaña da paso a una etapa llana

No es un trazado para el ecuatoriano, quien es un escalador por excelencia. Richard Carapaz buscará hoy ponerse a rueda del lote principal para tratar de no perder tiempo. La montaña da paso a una etapa totalmente llana hasta llegar al mítico circuito de Imola. Los pedalistas recorrerán algo más de 15 kilómetros en el trazado automovilístico, antes de protagonizar lo que se espera que sea otra llegada al sprint.

La décima segunda etapa tendrá 214 kilómetros de recorrido entre Osimo e Imola. Será un tramo completamente llano. La única dificultad del día es un puerto de cuarta categoría en los últimos 10 kilómetros de la etapa.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA