Cruz: “Me rondaban cosas malas, pensé que no volvería a jugar”

El lateral de Liga de Quito sufrió una luxofractura de tibia y peroné ante Boca Juniors, por Copa Libertadores.

03 sep 2019 / 00:00

Pensó que la lesión no era grave. Hizo la pelota a un lado y en el instante en que iba a caminar cayó en la cancha de La Bombonera de Boca Juniors. En ese momento se dio cuenta de que estaba en problemas y que tal vez no podía volver a jugar. Christian ‘Chavo’ Cruz, defensa de Liga de Quito, sufrió una de las lesiones más desgarradoras del fútbol, una luxofractura de tibia y peroné. Minutos después el mundo futbolístico se solidarizaba con el guayaquileño que llegó al cuadro albo en el 2018.

La noche del domingo 1 de septiembre los jugadores albos le dedicaban la victoria ante El Nacional, mientras el lateral regresaba a su casa tras estar varios días en la clínica, donde lo operaron y ahora deberá esperar 6 meses para regresar a las canchas.

- ¿Desvía la pelota de Carlos Tévez y comienza el problema?

- Hago la jugada y en esos segundos no me había dado cuenta de lo que sucedía. Cuando quiero caminar, ya no puedo y me fui en blanco. Me quería parar y veo el pie torcido, me cogí la cabeza. Pensé lo peor, que era una lesión tan grave que no podría jugar el resto de mi vida. Luego escuchaba a los muchachos diciéndome que me quede tranquilo, que no trate de moverme, que todo iba a estar bien.

- ¿Fueron segundos de tensión hasta que llegó la camilla?

- No me di cuenta de que Lizandro López, de Boca, había traído la camilla. Tenía la camiseta en la cara, solo pensaba que ya no podía jugar. Lo que recuerdo es a la hinchada de Boca Juniors que me aplaudía y daba aliento cuando iba en la camilla. En medio de la tristeza la gente me apoyaba.

- ¿Pensó que no volvería a jugar?

- Era una lesión grande. Me cuestionaba qué hago ahora, ya no voy a jugar. Muchas cosas malas me rondaban, luego me calmé y me vino el ánimo de que podía salir adelante y que volvería a jugar.

- ¿Qué pasó cuando salió de la cancha?

- La gente de Boca se portó muy bien, me llevó a un carro que estaba fuera del estadio para hacerme los rayos X, me dieron todas las comodidades. Los directivos argentinos me daban su mensaje de aliento. Los médicos de Boca me ayudaron desde la cancha junto a los de Liga. Se portaron muy bien, estoy muy agradecido.

- Su primera vez en La Bombonera.

- Son de esos estadios que uno sueña en ir a jugar. Estábamos concentrados y motivados en el partido. La gente no dejaba de cantar. Era una experiencia única que estaba viviendo hasta cuando pasó la lesión.

- ¿En qué momento ve el teléfono y la solidaridad de todos estaba presente en las redes?

- En el camerino vi el resto del partido cuando ya me habían hecho los exámenes. Santiago Jácome me prestó el teléfono para poder comunicarme con la familia. Y cuando llegué al hotel el celular estaba lleno de mensajes de apoyo y en las redes sociales hubo muestras de solidaridad de todo el mundo.

No imaginé recibir el cariño de todos, estamos agradecidos con mi familia por el respaldo que me brindaron.

- ¿El estar en casa da un poco de tranquilidad?

- Gracias a Dios ya estoy en casa. El doctor Barriga me dijo que por dos meses no tengo que hacer nada. En 12 días debo volver para que me saquen los puntos y empezar con la rehabilitación.

- ¿Su hija qué le dijo?

- Estaba preocupada, cuando la llamé estaba llorando, le explicaba que son cosas que ocurren en el fútbol. Ella me dijo algo que me llegó al corazón, ahora me va a cuidar, que le pida cualquier cosa, ya que se encargará de pasármela. Ahora toca estar con ellos, Christian Jr. tiene un mes de nacido y son el apoyo fundamental con mi esposa y mi familia.

- ¿Ahora a tener paciencia en estos seis meses que se vienen?

- A pesar de que no puedo jugar, estoy motivado con mi recuperación que se llevará seis meses. Tengo las ganas de volver a jugar y de estar con mis compañeros. Sé que con la bendición de Dios voy a estar de nuevo en una cancha.

- ¿Ahora a compartir con Cristina y Christian?

- Toca estar en casa, primero sin mover la pierna, pero mi hija me va a ayudar y espero que Dios se siga manifestando en mi existencia.

- La victoria ante El Nacional fue para usted.

- Ese fue un gesto lindo de mis compañeros, tenemos un gran equipo.

- ¿Las muestras de apoyo de la hinchada?

- Eso es lo que me motiva para volver con más ganas. Ahora solo toca esperar con la ayuda de Dios, el tiempo pasa rápido.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA