A consolidar el físico para los 21K

Para los nuevos atletas se aconseja un proceso de adaptación. La Media Maratón Ciudad de Guayaquil Diario EXPRESO será el 28 de julio.

19 may 2019 / 00:52

No se trata de correr por correr porque eso puede ser contraproducente para el físico de cualquier persona que se inicia en el mundo del atletismo.

Para participar por primera vez en una media maratón, en la que se recorren 21 kilómetros y 97,5 metros, el atleta primero tendrá que pasar por un proceso de adaptación y algunas evaluaciones, las que garantizarán su salud y el buen desempeño en las largadas.

En el grupo Guayaquil Fitness Running Club crearon una rutina para los noveles atletas, con el fin de fortalecer su musculatura y no tengan efectos colaterales después de una competencia, que pueden ser debido a las malas posturas y hasta la misma pisada.

“Este proceso de adaptación es muy importante para los nuevos; se puede prevenir dolencias en las rodillas, columna y tener un óptimo proceso de recuperación”, dijo Andrés Espinoza, líder del colectivo.

La persona que tiene anemia primero debe tratar la enfermedad porque esta no permite que los músculos se regeneren después de una carga excesiva. “Con el tiempo, el deportista que quiere empezar en la actividad puede llegar a tener dolencias en los ligamentos y articulaciones. La fatiga es mayor en ellos”, acotó Espinoza.

Y es que la adaptación puede durar entre seis meses y un año para las personas que no se han mantenido haciendo deporte, pero en los más activos puede recortarse a la mitad.

Cuestionario

1. De acuerdo al plan realizado por el deportólogo del equipo, se debe hacer un test donde el deportista debe exponer si tiene operaciones previas, enfermedades diagnosticadas y el último examen de sangre para descartar si padece de anemia.

“Una persona que tiene un buen historial médico y se ha mantenido medianamente ejercitándose, ya puede trabajar de una en lo físico. Si tiene artrosis no va a poder correr por el problema en las rodillas”, afirmó el dirigente. Solo dependiendo de la evaluación se le podrá armar la rutina y el tiempo de trabajo al atleta.

La pisada

2. Ejercitarse no es tan sencillo como ponerse en actividad, sino evaluar cosas tan elementales como la postura. Si la pisada del atleta no es la correcta, puede experimentar una mayor presión en las rodillas y, por ende, dolores en la columna, cadera y articulaciones inferiores. “Una buena pisada ayuda a que el deportista distribuya su peso en el suelo adecuadamente”.

Para ayudarlos, realizan rutinas que consisten en caminar y correr, pero poniendo énfasis en la pisada; solo así se va corrigiendo. También ejercicios.

El estado físico

3. Finalmente por medio de una serie de sentadillas se puede valorar el físico de la persona. Si esta no puede hacerlo bien es porque tiene deficiencias y no tiene una musculatura fuerte. “Con ellos hay que trabajar al menos dos semanas solo en lo físico para que ganen fuerza”, dijo Espinoza.

El cuerpo en general debe ser una estructura consolidada. “Cuando eres corredor necesitas tener glúteos fuertes porque eso te va a mantener recto y el abdomen también porque permite que no te dobles”, recalcó.

Diez series de sentadillas, entre cada uno 25 metros corriendo, va a permitir la adaptación a la dureza y sentir los dolores que conlleva correr.

Es importante recalcar que cuando el deportista no tiene fatiga después de cada práctica, ya puede correr en la distancia más corta, 5km. De ahí en adelante ir subiendo poco a poco las distancias de recorridos para ir adaptando el cuerpo.

Evaluaciones

A consolidar el físico para los 21K

La pisada y la postura, importante

Si las personas que van a correr competencias atléticas presentan los pies desviados, estas no podrán hacerlo hasta que se corrija. Se habla de seis meses.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA