Aferrados a las matemáticas

Los números aún le dan esperanza a la Tricolor sub-17. El cuerpo técnico trabaja en lo anímico.

10 abr 2019 / 09:54

Todavía le queda un cartucho a la selección nacional sub-17 para clasificar al Mundial. Para ello deberá ganar los dos partidos que le restan, ante Perú y Argentina.

Ecuador ha tenido un sextangular final de pesadilla. Inició con una derrota ante Chile, empató con Paraguay y fue goleado por Uruguay.

En los dos últimos compromisos la selección inició con el marcador a favor y tuvo posibilidades de ampliarlo, pero falló en el remate final y después se quedó con las manos vacías. Ha sido golpes anímicos muy fuertes, considerando la edad de los deportistas. Por esa razón, el cuerpo técnico está enfocado en el trabajo sicológico y anímico.

“Esta tarde (ayer) cumpliremos una práctica regenerativa. Ahí conversaremos con los muchachos sobre lo que ha pasado y lo que debemos corregir”, dijo desde Lima a EXPRESO el asistente técnico de la Tricolor, Fernando Torres.

Según el preparador físico Hólger González, quien trabajó en procesos de selecciones menores en la última década, a esa edad es importante levantar el ánimo de los jugadores. “Necesitan salir un rato, distraerse, olvidarse del problema y recuperar la alegría. Ese es un impulso para lo que se viene. Deben entender que no se ha perdido nada y que el objetivo principal está todavía al alcance”, opina.

En lo futbolístico, Torres reconoce que la Tricolor tiene un problema central: la falta de definición. Y tiene razón. Contra Uruguay, por ejemplo, llegaron en 14 oportunidades al arco rival y solo anotaron una vez.

El entrenador Pedro Pablo Perlaza, quien formó a Antonio Valencia en el Caribe Jr, considera que los chicos perdieron la humildad después de haber asegurado la clasificación en la fase de grupos. “Tuvieron un gran arranque, pero ahora parece que les falta humildad, sencillez. Ya no las pelean como antes”, indica.

Torres y González encuentran otro factor: la cancha. Torres señala que todas las delegaciones se han quejado porque hay más contracturados y lesionados. “Sí fue un problema, a pesar de que la cancha es para todos”, concluye.

Mientras que González sostiene que no es un pretexto, sino “una razón, porque dos años se prepararon en cancha natural y un mes antes dicen que será sintética”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA