Vencen la esterilidad con el ADN de tres personas

Es la primera vez que la técnica se utiliza para solucionar problemas de fertilidad. En 2016 sirvió para evitar que una mujer jordana transmitiera a su hijo una rara enfermedad.

13 abr 2019 / 21:31

Un niño de 2.960 gramos nació esta semana en un hospital de Atenas (Grecia) después de que su madre se sometiera a una técnica de reproducción asistida que utiliza el ADN de tres personas, según han anunciado investigadores españoles y griegos en un comunicado.

Tras cuatro fracasos con las estrategias habituales, los especialistas utilizaron el óvulo de una donante, le quitaron el núcleo, le colocaron un núcleo de la madre estéril, lo inseminaron e implantaron el embrión en el útero. Es la primera vez en la historia que esta técnica se utiliza para solucionar problemas de fertilidad, pero ya fue utilizada por investigadores estadounidenses en México en 2016 para evitar que una mujer jordana transmitiera a su hijo una rara enfermedad genética hereditaria.

Cada persona tiene un manual de funcionamiento de dos metros de longitud y 3.000 millones de letras plegado de manera increíble en el núcleo de cada una de sus células. Pero, además, fuera del núcleo hay más instrucciones, el llamado ADN mitocondrial, formado por tan solo 16.569 letras. Esa es la aportación genética de la mujer donante al niño recién nacido en Atenas.

“Hacemos niños como su papá y su mamá, no pretendemos hacer otra cosa. Hacemos que las madres puedan tener hijos genéticamente suyos”, explica la embrióloga Gloria Calderón (Barcelona, 1959), que ha participado en este hito científico junto a especialistas de la clínica griega de fertilidad Institute of Life.

Calderón es cofundadora, junto al biólogo portugués Nuno Costa-Borges, de Embryotools, la empresa española que ha desarrollado la técnica en su sede del Parc Científic de Barcelona. El Gobierno griego ha sido el primero en autorizar el uso de esta nueva estrategia. Calderón pide que no se llame a estos niños “bebés de tres padres”, un término que considera “confuso y sensacionalista”. La embrióloga ya participó en 1984 en el Instituto Dexeus de Barcelona en el nacimiento de Victoria Anna Sánchez, la primera niña concebida por fecundación in vitro en España. “La prensa empezó a llamarlos bebés probeta y la gente se pensaba que teníamos a los niños nueve meses dentro de un tubo”, bromea.

La madre del bebé griego, de 32 años, está bien y comparecerá ante los medios de comunicación la semana que viene, según Calderón. Hay otra mujer embarazada de nueve semanas gracias a la misma técnica (conocida como transferencia de huso materno) y otros ocho embriones generados y listos para ser implantados.

La científica española es consciente de que la estrategia tiene detractores. “Hay gente que ve problemas morales o éticos en esta nueva técnica, pero la segunda chica embarazada en Grecia llevaba ya 11 ciclos previos de fecundación in vitro sin lograr el embarazo”, sustenta.

La primera niña con ADN de tres personas, Emma Ott, nació en 1997 en EE. UU., después de que su madre, con problemas de fertilidad, se presentó como voluntaria a una intervención experimental más sencilla: la inyección de citoplasma (la parte del óvulo que rodea al núcleo) de otra mujer en su propio citoplasma.

“La técnica está prohibida en EE. UU. desde el 2000 por precaución con la cantidad de ADN mitocondrial inyectada. Nuestra técnica es más segura y mucho más complicada de llevar a cabo”, añade Calderón.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA