Los males 2.0: de la apnea del Whatsapp al codo de selfie

El Síndrome de Google y el insomnio tecnológico también están en la lista de dolencias de la nueva era

31 ene 2017 / 00:00

Nuevos tiempos, nuevos males. Y como si perder el sueño por pasar conectados a las redes sociales fuera poco, aparece un nuevo enemigo en la era de las enfermedades 2.0: el codo de selfie. Como lo lee, un exceso en esa costumbre de tomarse fotografías con su teléfono celular puede estarle causando ese extraño dolor en el codo. Eso se suma al Síndrome del Google y al cada vez más común dolor de cuello por la mala postura para leer los mensajes.

EXPRESO lo invita a navegar por este nuevo mundo de molestias que contrastan con las innumerables ventajas que brinda a diario la tecnología.

Codo de selfie

1.Expertos médicos americanos y la Asociación Americana de Cirujanos Ortopédicos definieron lo que se empieza a conocer como el codo de selfie. Se produce por esos abusos en los disparos del móvil, pues para capturar esos autorretratos hay que mantener el brazo muy estirado y con la musculatura del codo en tensión total. Ese movimiento repetitivo provoca una inflamación en los tendones.

Insomnio tecnológico

2.Un estudio publicado en la Revista Nature Neuroscience reveló que mirar el whatsapp antes de dormir es una de las causas más frecuentes de insomnio. Ocurre porque el uso del móvil interfiere con la región del cerebro que nos prepara para dormir, ya sea porque estamos muy alerta o por esa luz blanca brillante que emiten estos dispositivos.

Síndrome de google

3.¿Qué hace cuando no logra recordar cómo se llama algún lugar que visitó? Seguramente recurre al Google, pues sepa que existe un síndrome que lleva su nombre. Y este se produce como consecuencia de olvidar cosas por la facilidad de acudir al buscador para conseguir esa información.

Cuello de texto

4.Mientras que en el 2000 una quinta parte de quienes empleaban tecnología por largos periodos padecían cervicalgia (dolor en el cuello) por vicios de postura, en el 2015 la cifra llegó casi a la mitad. Eso pasa por esa mala posición que adquirimos al revisar el teléfono celular, es decir, por pasar gran parte del tiempo con la cabeza agachada.

Apnea del Whatsapp

5.Así se ha bautizado a la ansiedad que se genera por consultar de manera compulsiva sus mensajes. Esa dependencia a la recepción y envíos de whatsapp genera alteración psicológica.

Ojo seco

6.Cada vez que mira la pantalla de su celular, pestañea menos de lo habitual. El efecto inmediato es que el lagrimal no se activa y el ojo se seca. Eso causa una irritación que se siente como si le hubiera entrado algo de arena. Ahora se ve incluso en adolescentes cuando antes era más común en personas mayores.

Y así van surgiendo otros males, incluso estéticos. Esa postura de pasar con la cabeza agachada se vincula con papada y arrugas en el cuello.

Sepa cómo

La posición

Al escribir un mensaje, coloque el teléfono celular a la altura de los ojos, en un ángulo de 30 grados para proteger el cuello. Recuerde además que así evitará arrugas en esta área.

En la cama

Si escribe un mensaje en la cama, debe fijarse en que el cuello y la espalda estén sostenidos con almohadas. Si está sentado, mantenga la espalda recta, con un buen apoyo lumbar.

Al leer

Para evitar el Síndrome del ojo seco al ver la pantalla, trate de pestañear varias veces al leer. Además, no debe forzar la vista con letras muy pequeñas, es mejor que en la configuración agrande el tamaño.

Para dormir

Apague el celular al menos dos horas antes de dormir. De ser posible, déjelo fuera de su habitación para evitar la tentación de encenderlo y revisar en la madrugada los mensajes que llegaron o el Facebook.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA